Rajoy descarta el adelanto electoral si los independentistas ganan el 21-D

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, considera que el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y su vicepresidente Oriol Junqueras están "inhabilitados políticamente" y que los ciudadanos tomarán nota de sus "mentiras". Aunque ha admitido que pueden presentarse a las elecciones del 21 de diciembre, ha señalado que van a trabajar para que en esos comicios no ganen los independentistas. Y si lo hacen, ha negado que piense adelantar las elecciones generales.

En una entrevista en la Cadena Cope, Rajoy ha afirmado que se ha “abofeteado a la ley y el Estado de Derecho” y no se ha actuado con “lealtad constitucional”. “Para mí, inhabilitados políticamente deberían estar todas las personas que han engañado a los ciudadanos de Cataluña porque esto ha sido la historia de un gran engaño”, ha enfatizado, si bien ha reconocido que solo una sentencia judicial puede inhabilitar a un dirigente político. De todas formas, ha subrayado que sería “absurdo” que a una persona que está en prisión se le hiciera conseller porque no podría ejercer su función, aunque ha reconocido el derecho que todo el mundo tiene a presentarse a unas elecciones mientras no se produzca esa inahabilitación.

Además, ha criticado las recientes declaraciones de Puigdemont asegurando que es posible una solución que no sea la independencia. “Ahora dice que a lo mejor hay otras fórmulas distintas a la independencia. Oiga, pues podría haberlo dicho antes”, ha enfatizado, para añadir que la situación en la que se ha metido el expresidente catalán es “realmente complicada”.

“No sólo no estaban preparados, es que era imposible”, ha añadido el jefe del Gobierno sobre la afirmación del portavoz de ERC de que quizá el Govern no estaba en disposición de aplicar la independencia. Rajoy ha recordado que entre las mentiras del independentismo estaba que el proceso no iba a afectar a la economía o que iban a obtener el apoyo internacional.

Rajoy, que ha afirmado que no es un “timorato” porque ha aplicado el artículo 155 de la Constitución, ha subrayado que van a trabajar para que el 21 de diciembre ganen los partidos no independentistas. Tras asegurar que ahora le toca a la gente, ha dicho que espera una “participación masiva”.

Además, ha rechazado que una victoria de los independentistas vaya a dar por terminada la legislatura y ha señalado que las legislaturas “deben durar 4 años para transmitir normalidad y seguridad”. También ha indicado que si regresa la normalidad a Cataluña, la previsión de crecimiento puede subir cinco o seis décimas el año que viene, hasta situarse entre el 2,8 y el 3 por ciento para 2018.

Por cierto que Rajoy no descarta volver a presentarse al frente de la candidatura de su partido. “Yo le voy a decir una cosa, yo me encuentro bien. Es importante saber también lo que piensa mi partido, pero yo me encuentro bien. Creo que estoy en un buen momento de mi vida”, ha señalado al ser preguntado si se va a presentar a la reelección. Rajoy, que tiene 62 años, es presidente del PP desde octubre de 2004 y llegó al Palacio de la Moncloa tras las elecciones del 20 de noviembre de 2011. Desde entonces se ha mantenido al frente del Ejecutivo tras las citas electorales de diciembre de 2015 (no se logró formar gobierno) y los junio de 2016. En estas últimas, el PP logró 137 escaños y fue investido presidente gracias al acuerdo con Ciudadanos y la abstención de los socialistas.

El jefe del Ejecutivo ha dicho, por otra parte, no tener “mínima duda” de que el PSC respetará la soberanía nacional como ha hecho hasta ahora de cara a posibles pactos postelectorales tras las elecciones autonómicas. En ese sentido, está seguro de que los socialistas catalanes no aceptarán el reclamo que pudieran hacerles otras fuerzas políticas de celebrar un referéndum en el que se pretenda que el conjunto de los españoles no puedan decidir sobre el futuro de su país.

Aunque ha admitido que es “muy difícil” saber ahora qué tipo de gobiernos se pueden formar tras los comicios, ha recordado que es “evidente” que el PSC ha apoyado la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña y eso “es muy positivo”. Y ha añadido “con absoluta franqueza”, que a la gente que conoce del PSOE la ve “en el marco constitucional”, bajo el cual han gobernado muchos años y bajo cuyo amparo han apoyado las medidas del citado artículo para Cataluña.

Las ‘fake news’ sobre Cataluña y la injerencia rusa

El presidente ha admitido que no tiene pruebas de que el Gobierno ruso esté detrás de las informaciones falsas sobre Cataluña que se transmitieron masivamente en redes sociales tras el referéndum ilegal. En cualquier caso -ha dicho- más de la mitad de los perfiles falsos que transmitieron esas mentiras procedían en Rusia, un 55 por ciento, mientras que otro 30 por ciento se localizó en Venezuela.

Rajoy ha explicado que si bien tenía muy claro que todos los gobiernos apoyarían a España, como lo hicieron, en aquel momento, “el tema informativo es mucho más difícil” por la cantidad de medios que hay, y además se vio la “gran avalancha” y el “esfuerzo perfectamente organizado” que se hizo con el uso de “robots” en redes sociales para “lanzar noticias falsas siempre contra España y que se movieran en la red”. Eso, ha apuntado, “es lo que ocurrió los primeros días” tras el referéndum, pero poco a poco se fue “recomponiendo la situación”.

El presidente ha hecho hincapié en que estas cosas ya habían pasado en Europa porque “siempre que hay algo que pueda desestabilizar a Europa aparece esta situación”, como ocurrió durante el referéndum del Brexit o en la campaña electoral francesa, con mensajes favorables a Marie Le Pen. Por eso, la Comisión Europea ya está trabajando en este problema, una tarea en la que Rajoy está convencido de que acabarán ganando los demócratas y los que utilizan las reglas del juego de la decencia, la libertad y la democracia.

A la pregunta de si tiene constancia de que el Gobierno ruso esté detrás de estas actuaciones Rajoy ha respondido que “en absoluto”. “Yo solo puedo hacer afirmaciones de hechos probados, soy el presidente del Gobierno y debo ser responsable no tengo ningún dato me diga que esté detrás el gobierno ruso”, ha dicho Rajoy.

El presidente del Gobierno ha señalado por otra parte que el empresario catalán Oriol Soler, colaborador del expresidente Carles Puigdemont, debería explicar su reciente reunión en Londres con el activista en redes y fundador de Wikieleaks Julian Assange, quien “nadie sabe por qué se ha dedicado a defender la independencia” de Cataluña. “Sería importante que esas personas dieran explicación de por qué se estaban reuniendo allí” y “qué estaban haciendo”. Ha insistido, en cualquier caso, en que es “evidente que hay gente a la que le puede interesar las cosas no vayan bien en Europa” y la UE es consciente de ello y tiene que “defenderse”.

 

RELACIONADO