El Congreso pone en marcha la Comisión de Reforma del Estado Autonómico

El pleno del Congreso aprobará este miércoles la creación de la Comisión de Reforma del Estado Autonómico que propuso el PSOE sin que formen parte de ella, por el momento, ni Ciudadanos, ni Podemos ni el grupo nacionalista vasco o los independentistas catalanes. El PP aceptará que su presidente sea el socialista José Enrique Serrano como ya adelantó República.es.

La portavoz socialista, Margarita Robles, mostró este mediodía su satisfacción por la inmediata constitución de la Comisión, lo que a su juicio permitirá abordar un problema que no sólo afecta a Cataluña porque supondrá la revisión del funcionamiento del modelo autonómico en los últimos 40 años pero puede ser decisivo para resolver la crisis que vive esa Comunidad Autónoma. Robles lamentó especialmente que Ciudadanos haya dicho que no participará en ella porque considera que lo hace por razones electoralistas, pensando en los comicios del 21-D. “Ciudadanos lleva en su programa la reforma de la Constitución y tendrá que explicar por qué se mueve en esta contradicción teniendo en cuenta que la Comisión ya no es patrimonio de ningún partido”, dijo.

También criticó con dureza a Podemos y los grupos independentistas. A Podemos lo hizo basándose en la decisión de su aliada Ada Colau de romper el pacto con el PSC en el ayuntamiento de Barcelona. A su juicio, es evidente que la alcaldesa de Barcelona apuesta por la inestabilidad en la gestión de la ciudad en contra de los intereses de los ciudadanos “por intereses puramente electorales”.

En cambio, matizó,  el PSOE propondrá al pleno del Congreso esta semana, dijo, que haga una declaración institucional apoyando a Barcelona para que siga aspirando a ser la sede de la Agencia Europea del Medicamento. Ese tipo de iniciativas, dijo, es lo que necesita ahora Cataluña y es lo que demuestra la actitud constructiva del PSC.

Respecto a los independentistas, precisó que tanto Carles Puigdemont como ERC, el partido de Oriol Junqueras, han reconocido que el “procés” era “un engaño que no se iba a poner en marcha” y la Comisión podría buscar una solución al problema catalán. “No hay que utilizar la Comisión para hacer campaña electoral y resulta difícil de entender que no se sienten Podemos y los independentistas a valorar los 40 años de vigencia de la Constitución”, abundó.

Robles arremetió contra ERC y el PEdCAT por la “irresponsabilidad de sus dirigentes con su engaño absoluto a la ciudadanía de Catalunya porque no se puede llevar a la fractura a la sociedad catalana y sabían que la independencia ni era posible ni estaban preparados para ella”. Por eso, añadió, en Cataluña, “después de estas páginas negras, ha llegado el momento de sumar”.

No obstante, aclaró que el PSC no pactará un futuro Gobierno con los independentistas si mantienen sus actuales posiciones. “Los socialistas no haremos ningún pacto de Gobierno con partidos que no respetan la Constitución y descartamos cualquier colaboración con un Gobierno cuyo programa conlleve una fractura constitucional y no respete el ordenamiento jurídico”.

No a un referéndum pactado

Rafael Hernando, el portavoz del PP, también se congratuló de la creación de la Comisión, sobre todo porque dentro de discutirá también, según dijo, la nueva financiación autonómica, un problema que debe resolverse el año que viene. Hernando también pidió a todos los demás grupos parlamentarios que se sumen a los trabajos de la Comisión que empezarán a realizarse celebrarse antes de que se celebren las elecciones del 21-D.

Sin embargo, el PP mostró ayer sus reparos por otra vía. En la carta que el presidente del PPC, Xavier García Albiol, ha enviado esta mañana a Ciudadanos y el PSC se indica que una de los tres compromisos conjuntos que deben adoptar los partidos constitucionalistas de cara a las elecciones del 21-D debe ser el de “participar activamente en la Comisión del modelo territorial del Congreso que comienza sus trabajos esta semana”. “Tenemos que trabajar buscando el máximo acuerdo sobre qué reformas hacer, en el marco de la Constitución, y descartar en consecuencia cualquier acuerdo con Cataluña que pueda llevar al fracaso a esta Comisión y los trabajos que se deriven. Por lo tanto, nuestras fuerzas políticas deben descartar cualquier tipo de apoyo a un referéndum sobre la ruptura de Cataluña y el resto de España”,  precisa finalmente.