La oposición belga pide al primer ministro que aclare su posición sobre el posible asilo a Puigdemont

El exprimer ministro belga Elio di Rupo (socialista valón) y otros representantes de distintos grupos de oposición han reclamado este lunes al primer ministro de Bélgica, el liberal Charles Michel, que aclare la posición de Gobierno ante la posibilidad de que el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, solicite asilo en este país.

“Es urgente que Charles Michel dé explicaciones sobre la probable visita de la delegación de Puigdemont a Bruselas”, ha asegurado Di Rupo en una breve declaración difundida a través de su cuenta de Twitter.

El exprimer ministro ha advertido de que está en juego la “credibilidad internacional” de Bélgica, después de que el secretario de Estado de Asilo e Inmigración, el nacionalista flamenco (N-VA) Theo Francken, abriera la puerta a la concesión de asilo político.

“No es algo irreal, bien mirado”, dijo a la cadena flamenca VTM este domingo. “Se está hablando ya de una pena de cárcel (para Puigdemont). Quedaría por ver hasta qué punto sería justo ese juicio”, añadió.

Michel reaccionó a las pocas horas negando que la cuestión del asilo estuviera en la “agenda” del Gobierno y pidió al polémico secretario de Estado que “no echara más leña al fuego”.

Las relaciones entre Bélgica y España ya se tensaron a raíz de la toma de posición de Michel tras el referéndum ilegal del 1 de octubre, condenando la “violencia” de las cargas policiales, y sus alusiones a la posible mediación de la UE en la crisis política.

El Gobierno de Michel se apoya en una coalición de cuatro partidos en la que la única representación valona es la de su grupo –liberal– y cohabita con tres formaciones flamencas: los nacionalistas (N-VA), los democristianos (CD&V) y los liberales (Open VLD).

También los Verdes (Ecolo y Groen) han solicitado la comparecencia de Michel en la Cámara para aclarar cuál es la posición formal del Gobierno y se posicione respecto a las declaraciones de algunos miembros de su Ejecutivo.

Los socialistas flamencos (S.pa), por su parte, han pedido que sea el ministro de Exteriores, Didiers Reynders, quien dé explicaciones y que se aclare si Francken ha tenido contactos con Puigdemont.

También la líder de los democristianos valones en el parlamento belga, Catherine Fonck, ha exigido a Michel que ponga alto a la “complicidad con las políticas independentistas catalanas” y ha avisado de las consecuencias que podría tener para Bélgica en el marco de la UE.