Rufián tacha de Judas a Puigdemont por su traición al independentismo: “155 monedas de plata”

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha rememorado la traición de Judas al comentar la previsible convocatoria de elecciones por parte del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

“155 monedas de plata”. Con este escueto mensaje en Twitter, Rufián ha utilizado este símil en referencia a las 30 monedas de plata por las que Judas Iscariote traicionó a Jesús de Nazaret, entregándole a los sumos sacerdotes, según relata el Evangelio de Mateo en el Nuevo Testamento.

En este caso apunta que las monedas son 155, aludiendo al artículo 155 de la Constitución que se está tramitando en el Senado y que supondría la intervención de la autonomía de Cataluña.

En las filas de la CUP tampoco ha gustado la posible convocatoria de elecciones en Cataluña. La portavoz del secretariado nacional de la formación anticapitalista, Núria Gibert, ha advertido de que no avalará “ningún pacto de despacho” que aleje la independencia y la proclamación de la república catalana, por lo que rechaza la posibilidad de unas elecciones autonómicas.

Según ha indicado Gibert, después de “las horas de desconcierto y opacidad” vividos en las últimas horas por los “cambios de criterio” del Govern de JxSí, la CUP manifiesta que está dispuesta “a ir hasta el final y agotar todas las posibilidades” para que la mayoría independentista “cumpla el mandato recibido de los catalanes”.

Puigdemont descarta eleccionessi no hay garantías

Finalmente, Carles Puigdemont ha comparecido para afirmar que no hay ninguna garantía que justifique la convocatoria de unas elecciones en Cataluña, y que corresponde ahora al Parlament la respuesta a la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Desde la Galería Gótica del Palau de la Generalitat, Puigdemont ha explicado que esta mañana había “considerado la posibilidad de convocar elecciones”, en un intento de “agotar todas las vías para encontrar una solución dialogada y pactada”, siempre y cuando “se diesen unas garantías que permitiesen celebrarlas con normalidad”.

“He estado dispuesto a convocar estas elecciones siempre y cuando se diesen unas garantías que permitiesen su celebración en absoluta normalidad. No hay ninguna de estas garantías que justifiquen hoy la convocatoria de elecciones al Parlament”, ha asegurado.