Una nueva técnica permite eliminar juanetes sin romper huesos ni dejar cicatrices

Una nueva técnica permite eliminar el 'hallux valgus', popularmente conocido como 'juanete', sin romper huesos ni causar cicatrices, según ha informado la Clínica Planas de Barcelona, que ha desarrollado la técnica y asegura que es el primer centro sanitario que la aplica en España.

Se trata de una técnica quirúrgica endoscópica percutánea que además reduce el tiempo de recuperación del paciente y es aplicable también a otras patologías del pie.

Los juanetes son la patología podal más habitual, supone un 80 % de todas las deformidades del pie y consiste en una desviación axial del metatarso y de la falange del primer dedo del pie.

La nueva técnica de intervención, conocida como “Secret Bridge”, desplaza el juanete ligeramente para recuperar su forma y función correctas mediante unas pequeñas perforaciones de un milímetro de diámetro para aplicar un pequeño puente artificial de tan sólo unos milímetros de longitud que desplaza internamente el hueso sin necesidad de seccionarlo, como ocurre en las intervenciones tradicionales.

“Es una corrección anatómica”, ha explicado el doctor Fabio d’Angelo, autor de la técnica y responsable de la Unidad de Cirugía Estética del Pie de Clínica Planas.

D’Angelo ha asegurado que “al hacerse incisiones mínimas durante la intervención no se producen cicatrices, mientras que en la operación tradicional se generan cicatrices de unos 10 centímetros”.

El cirujano también ha subrayado que la nueva técnica evita al paciente el dolor que supone el traumatismo de las partes blandas del pie y la rotura del hueso.

“Se pueden controlar las molestias posteriores a la intervención con analgésicos suaves y, en algunas ocasiones, tan solo es necesario tomar antiinflamatorios”, ha indicado.

La intervención se practica bajo anestesia local y no es necesario el ingreso hospitalario del paciente ni que este detenga sus actividades cotidianas, a diferencia de la técnica tradicional en que el paciente debe estar ingresado durante uno o dos días para controlar su dolor.

“Con la intervención tradicional contra el Hallux Valgus se debe caminar con muletas o con calzado ortopédico durante 6 semanas, pero con esta nueva técnica se puede caminar con calzado normal y sin ninguna ayuda el mismo día de la operación”, ha afirmado D’Angelo.

Otras de las ventajas de esta pionera técnica es, según su creador, que se puede aplicar también a menores de edad ya que no afecta a los cartílagos de crecimiento, como otras intervenciones.

Leer más noticias sobre