El Gobierno, el PSOE, C’s y los empresarios piden elecciones para suspender la aplicación del 155

El clamor para que Carles Puigdemont convoque elecciones y renuncie a la declarar la independencia empieza a ser atronador. El presidente de la Generalitat está de hecho en una encrucijada ya que el adelanto electoral es la única opción que le queda para frenar la aplicación del artículo 155 a Cataluña y la suspensión de todo su Gobierno, además de la suya propia como ‘president’. El independentismo puede sentirse profundamente defraudado pero las consecuencias de seguir adelante con la DUI pueden ser mucho más costosas en términos políticos, económicos e incluso penales.

La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría lleva explicando desde el sábado que mientras dure la tramitación del 155 en el Senado y hasta su definitiva aprobación, prevista para el próximo viernes, nada está cerrado. A Santamaría se le ha preguntado directamente en Onda Cero si es todavía reversible la aplicación del 155 si Puigdemont niega definitivamente la declaración de independencia y la número dos del Gobierno ha comentado que aunque “el proceso está en marcha”, este permite que “hasta el último momento, el Senado pueda adaptarse” a los acontecimientos, “hasta que el trámite final de aprobación”. Para bien o para mal, ha dicho, “el Senado tiene capacidad para adaptarse a lo que la Generalitat o el Parlament pueda hacer en cada momento” hasta que se apruebe el 155, ha indicado, de manera que la Cámara Alta “tiene la capacidad de adoptar medidas o modificar las que existen hasta su aprobación”.

En ese contexto, la vicepresidenta ha subrayado que el Govern tiene una posibilidad antes de que se aprueben definitivamente las medidas aprobadas el sábado: “Ir al Senado y hacer las alegaciones que estime oportunas”. “Así oiremos todos lo que tienen que decir. Lo mejor -ha añadido- es que las cosas se digan pública y abiertamente”.

En otra entrevista en Telecinco Santamaría ha puntualizado que el Govern tiene ya poco tiempo para reaccionar y ha evitado entrar en hipótesis sobre si Puigdemont puede convocar elecciones esta semana acompañadas o no de una declaración unilateral de independencia. Se ha limitado a precisar que el ‘president’ se ha caracterizado por hacer lo que le han ido aconsejando los más radicales, no los moderados, y ha insistido en que si tiene que decir algo, que lo diga en el Senado. “Ese trámite va a estar ahí. Va a decir mucho de cómo entiende la democracia el señor Puigdemont”, ha añadido.

De hecho, después de que la vicepresidenta haya hecho sus declaraciones se ha sabido que el presidente de la Generalitat baraja acudir al Senado para explicar su rechazo a la aplicación del 155. En encaje de las fechas disponibles para que lo haga deja en el aire la DUI, a la que en principio habría que proceder en el pleno que el Parlament se propone convocar para el jueves.

El PSOE: No vale convocar elecciones junto a una DUI

Al llamamiento de Santamaría se ha unido el PSOE a través del portavoz de su Ejecutiva, Oscar Puente, que ha sido incluso más explícito que la vicepresidenta sobre la condición ‘sine qua non’ para que la convocatoria de elecciones pueda desactivar el 155. Y es que en ningún caso, ha dicho el portavoz, puede ir precedida o acompañada de una declaración de independencia. La DUI, a juicio de los socialistas es “inaceptable”: “Ni ‘light’ ni ‘soft’ ni verbal ni escrita puede servir (la declaración de independencia) para volver a la legalidad”. Es más, Puente ha añadido que “a algunos les pone el artículo 155, pero nosotros no estamos entre ellos“, pero ha reiterado el apoyo “a grandes rasgos” de los socialistas a las medidas acordadas el sábado por el Consejo de Ministros mientras persista la actual amenaza secesionista.

Con esa opinión coincide el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, inmerso precisamente en una nueva crisis de su partido precisamente por culpa del 155. “Tanto en el PSC como en el PSOE hay ganas de diálogo y de acuerdo, así como de evitar el peor de los escenarios. Y nos movemos todos en esa dirección, no hay discrepancias”, ha dicho Iceta pero también ha subrayado que “estamos unidos (los socialistas) en las ideas básicas de que no queremos que las instituciones catalanas sigan en la ilegalidad, ni que una minoría se imponga a una mayoría, ni que el proceso independentista arrase con todo”.

Desde Ciudadanos, y pese al empeño que ha puesto su líder en la activación del 155, el propio Albert Rivera ha dicho este lunes que aceptaría que la tramitación del artículo en el Senado se paralizara y que la iniciativa se guardara en un cajó si antes Puigdemont disuelve el Parlament y llama a las urnas. “Lo importante es que haya elecciones, las convoque quien las convoque”, ha señalado, antes de matizar, igual que el PSOE, que tendrían que ser unos comicios ordinarios y que reconozcan que Cataluña es una autonomía. No obstante, el partido naranja no contempla como factible que eso se pueda producir. “No tengo ninguna esperanza en que el ‘president’ vaya a reconocer que lo ha hecho mal y volver a la democracia”, ha señalado Rivera en declaraciones a la ‘Sexta’.

Empresarios: máxima preocupación ante los efectos ‘dramáticos’ de la DUI

Los últimos en sumarse al coro de voces que reclama la celebración de elecciones son los empresarios catalanes. El Círculo de Economía, el lobby empresarial catalán que reúne a empresarios, académicos y economistas, reclama la convocatoria de los comicios para evitar un escenario de consecuencias “imprevisibles, pero en cualquier caso dramáticas” en términos de autogobierno, convivencia, crecimiento económico y empleo.

Si ya el pasado 4 de octubre el Círculo mostró su “máxima preocupación” ante la posibilidad de que se aprobara una declaración unilateral de independencia en Cataluña, en esta ocasión esta asociación cívica asegura que, “por desgracia, los escasos días que han pasado -desde la comparecencia del 10 de octubre del Puigdemont ante el Parlament- no han hecho más que confirmar las peores previsiones”.

“A la salida de empresas se ha unido la creciente fractura social y la posibilidad, real e inmediata, de un profundo deterioro del autogobierno”, asegura el Círculo, que acto seguido advierte: “Cataluña, de no evitarlo en los próximos días, puede encaminarse hacia una dinámica, prolongada e intensa, de descontrol, inseguridad jurídica y malestar ciudadano”. Ante esta situación “tan crítica”, esta entidad, que lidera Juan José Brugera, considera que la “única alternativa” para reconducir las aspiraciones de unos y otros “por la vía de la normalidad y la legalidad es que, descartada una declaración unilateral de independencia, se convoquen de manera inmediata elecciones autonómicas”.

RELACIONADO