Un grupo de ultraderecha hace un escrache ante la casa de Mónica Oltra en Valencia

Los individuos, que llevaban las caras tapadas con máscaras de 'Scream', acosaron a la política mientras sus hijos estaban cenando

Varios miembros del partido de ultraderecha España 2000 han cometido un escrache ante el domicilio de la vicepresidenta del Gobierno valenciano, Mónica Oltra, con cánticos y una pancarta a favor de la unidad de España, y lo han retransmitido en directo a través de una red social. Todo ocurrió mientras los hijos de la política se encontraban cenando tranquilamente en la vivienda, lo que generó momentos de tensión.

En el escrache, como ese partido define la acción llevada a cabo este miércoles por la noche, puede verse a varias personas tras una gran bandera de España con las caras tapadas con máscaras de la película ‘Scream’ mientras uno de ellos corea lemas y cánticos populares a través de un megáfono. Todo ello mientras suenan varias canciones, como el ‘Viva España’ de Manolo Escobar y el himno nacional.

El jefe de gabinete de Oltra ha grabado con su teléfono móvil esta acción de acoso y en su vídeo identifica a la persona que lleva ese megáfono como José Luis Roberto, líder de España 2000 en Valencia.

Según informa el diario ‘Levante-EMV’, cuando la Policía Local llegó al lugar de los hechos el escrache ya había finalizado y no quedaba ninguna de la veintena de personas que lo había protagonizado.

Entre los apoyos que ha recibido la también consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas y coportavoz de Compromís se encuentran los del alcalde de Valencia, Joan Ribó; el portavoz del PSPV-PSOE en Les Corts, Manolo Mata; y la cuenta oficial del Parlamento valenciano, que este jueves celebra pleno con la sesión de control al president de la Generalitat, Ximo Puig.

Oltra denuncia lo sucedido

La vicepresidenta del Gobierno valenciano ya ha reaccionado y ha anunciado que presentará una denuncia por el “acto intimidatorio” que sufrió por parte de un grupo de “fascistas” por considerar que “esto nada tuvo que ver con el derecho de expresión ni el de reunión”.

En declaraciones a los medios antes del inicio del Pleno de Les Corts, Oltra ha agradecido la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y ha subrayado la necesidad de “defenderse con las herramientas del Estado de derecho”.

“Había personas conocidas, como José Luis Roberto (líder del partido ultraderechista España 2000), una persona peligrosa, vinculada al fascismo en Valencia desde hace años, con conexiones terribles, no sólo ideológicas, y yo desde luego voy a proteger a mi familia, también a todos quienes queremos vivir en libertad”, ha apuntado Oltra.

La vicepresidenta ha agradecido, también, las llamadas recibidas por parte del president de la Generalitat, Ximo Puig, y del delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, con quien mantuvo, según ha explicado, “una conversación muy edificante sobre la contundencia con la que se debe actuar contra los fascistas”.

Preguntada por si cree que el escrache que sufrió -difundido en directo por internet por España 2000- puede ser un “eco de la actual tensión política”Oltra ha respondido: “El mensaje a los partidos es que tengan cuidado de no contribuir a envalentonar al fascismo”.

A su juicio, “cuando se hacen determinadas identificaciones, cuando se radicaliza el mensaje o se denigra a otro partido colocándole en una posición en la que no está, se coloca la diana para que el fascismo dispare. Ningún partido ha de alimentar al fascismo”.

“Hay una serie de personas vinculadas a la ideología fascista que se creen con derecho a amenazar e intimidar solo porque no les gusta cómo piensan; eso en democracia no cabe”, ha señalado.

Para la también consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas y coportavoz de Compromís, ella es “una persona accesible” y su agenda “es pública”, cualquiera puede transmitirle “el mensaje que quiera” pero el mensaje de este miércoles “era claro”: “Sabemos dónde vives y dónde está tu familia, para que sepa que me pueden hacer daño”.

En este sentido, ha agregado: “Esto me ha servido para decirle a mis hijos que en democracia a veces tenemos que defender nuestra libertad. Mi hijo mayor me preguntó si esto era la política; le dije que no, pero que a veces las personas libres tenemos que defender nuestra libertad”.

Por ello, Oltra ha reivindicado ir por la calle “con la cabeza bien alta” y ha señalado que “las aguas se dividen entre demócratas y no demócratas, y ahí es donde está la línea divisoria” para añadir: “Cabemos todos en democracia y libertad, no caben quienes se creen con derecho de amenazar o agredir”.

RELACIONADO