El Athletic salva un punto agónico en Östersund (2-2)

Mala actuación de un equipo vasco que pudo marcharse goleado de Suecia

El Athletic Club ha empatado este jueves en el Jämtkraft Arena ante el Östersunds FK (2-2) en un partido que tenía perdido y en el que rescató un punto in extremis gracias a Iñaki Williams, aunque sigue complicándose su existencia en la Liga Europa y, pese a adelantarse con mucha fortuna y esa igualada final, fue un muñeco roto en manos de un sorprendente líder del grupo que tuvo ocasiones para golear.

Sin iniciativa en el juego y sin posesión de balón, el Athletic apenas tuvo ocasiones de gol y aún así el devenir del partido hizo que Markel Susaeta tuviera en sus botas, en el minuto 86, el gol del empate y que Williams, a pase del capitán, marcara en el ’89. No acertó primero en el mano a mano con Keita Susaeta, pero sí le dio el gol regalado a Williams, que había entrado de refresco.

Un gran inicio de partido con hasta tres ocasiones manifiestas de gol en apenas nueve minutos avisó al Athletic de las intenciones del equipo sueco. Iago Herrerín salvó a su equipo en incontables ocasiones y fue clave para lograr ese punto. Cierto es que falló en el gol del empate local, al escapársele un balón mal rechazado, pero sacó tantos balones que olían a gol del equipo sueco que fue igualmente providencial.

Dos fallos del Östersunds evitaron que los suecos firmaran su tercera victoria en tres jornadas. Así, un Athletic que no estuvo nada bien acabó salvando en parte los muebles y dando por bueno un empate que fue durante buena parte del partido un sueño utópico. El frío, el césped artificial o la mala clasificación pudieron afectar a los del Kuko Ziganda, pero el equipo estuvo perdido y apenas mereció el empate.

Aduriz abrió el marcador al aprovecharse de un grave error de Keita, el portero del equipo sueco. Iñigo Córdoba presionó y aprovechó ese fallo de Keita, al que el intento de control se le fue largo y resbaló. Robó el balón, en un autopase elevado que finalmente aprovechó Aduriz, mejor posicionado, para marcar a placer.

Pero ese gol no fue más que un espejismo y una provocación para los suecos entrenados por el inglés Graham Potter. Su jugador y compatriota Curtis Edwards tuvo varias ocasiones de gol y pese a estar errático consiguió el gol de la remontada provisional. Si el empate del nigeriano Gero fue histriónico, el británico marcó con una volea poco ortodoxa pero efectiva para dar la vuelta al marcador.

En el minuto 64 lograba el Östersunds ver reflejada en el marcador su superioridad en el campo. Con el internacional sueco Ken Sema siendo un auténtico martirio en la banda para el Athletic, igual que lo fueron Fouad Bachirou o el propio Edwards, los suecos lamentaron una tras otra vez la presencia de Herrerín en el partido. Y es que en el ’78 salvó dos ocasiones seguidas de Ghoddos, clarísimas.

Pero pese a su buen juego y a mover al Athletic a su antojo, un buen final del equipo de Ziganda con esas dos ocasiones, casi las únicas del partido más allá del primer gol, permitió a los rojiblancos sumar un punto que puede ser existencial para su supervivencia en la Europa League. Ahora el Östersunds suma 7 puntos, por los 6 del Zorya Luhansk ucraniano que ganó al Hertha Berlín, ahora colista con un único punto. El Athletic, con dos empates y una derrota, se lo jugará todo en la segunda vuelta.

ÖSTERSUNDS FK, 2 – 2 ATHLETIC CLUB (0-1, al descanso)

ÖSTERSUNDS FK: Keita; Mukiibi, Papagiannopoulos, Pettersson; Sema, Bachirou, Nouri (Mensah, min.89), Widgren; Ghoddos, Gero y Edwards.

ATHLETIC CLUB: Herrerín; Lekue, Etxeita, Laporte, Balenziaga (Bóveda, descanso); Iturraspe, Vesga (Beñat, min.77); Susaeta, Raúl García, Córdoba (Williams, min.66); y Aduriz.

GOLES: 0-1. Aduriz, min.14. 1-1. Gero, min.52. 2-1. Edwards, min.64. 2-2. Williams, min.89.

ÁRBITRO: István Kovács (RUM). Amonestó a Mukiibi (min.6), Sema (min.55), Gero (min.72) en el Östersund y a Córdoba (min.24) en el Athletic.

ESTADIO: Jämtkraft Arena.

RELACIONADO