Ascienden a cuatro los muertos por la oleada de incendios provocados en Galicia

Dos mujeres han fallecido al tratar de huir en Nigrán, un hombre ha sido alcanzado por las llamas en Carballeda de Avia y otro se ha caído de un muro en Vigo

Con las primeras luces del día y la ligera lluvia que ha caído en algunos puntos, Galicia hace balance de un fin de semana trágico en el que ha sufrido más de un centenar de incendios en lo que su presidente, Alberto Núñez Feijóo, ha calificado de “terrorismo incendiario”, y, lo más preocupante, cuatro personas han fallecido haciendo frente a las llamas. Este lunes por la mañana permanecen activos dieciséis fuegos con situación dos, de riesgo real para núcleos poblados, aunque la buena noticia es que el viento provocado por los coletazos del huracán Ophelia ha amainado y las temperaturas han descendido ligeramente. La Xunta, que mantiene que la situación que se vive en Galicia es obra de pirómanos aunque no asegura que se trate de una acción coordinada, valora desde las 9.15 horas las consecuencias de la ola de incendios y las medidas a tomar en una reunión extraordinaria presidida por Alberto Núñez Feijóo.

La muerte de un septuagenario que ha sufrido una caído cuando apagaba uno de los focos subido a un muro en una parroquia de Vigo eleva a cuatro las víctimas mortales. Según han confirmado a Europa Press fuentes sanitarias, a las 22.10 horas del domingo el 061 recibió el aviso del suceso en la zona de Rial cuando apagaba un fuego en la parroquia viguesa de San Andrés de Comesaña.

Al lugar acudió una ambulancia medicalizada para atender al varón A.C.S., de 70 años de edad, que ingresó cadáver en el Hospital Álvaro Cunqueiro (HAC) de Vigo.

El cadáver de otro hombre de edad avanzada, vecino de la parroquia de Abelenda, fue hallado en un galpón ubicado detrás de su casa en el municipio de Carballeda de Avia (Ourense). La hipótesis barajada es que el hombre quiso ir a apagar por su cuenta y riesgo las llamas que cercaban su vivienda, pero se cayó y no fue capaz de levantarse, hasta que fue alcanzado por las llamas.

En esta misma localidad, han aparecido en buen estado dos personas que permanecían desaparecidas en la madrugada de este lunes. El municipio de Carballeda de Avia ha sido uno de los afectados por los 125 incendios activos en Galicia durante la jornada del domingo, según ha cifrado la conselleira do Medio Rural, Ánxeles Vázquez.

Las primeras víctimas mortales de los incendios fueron dos mujeres de 80 y 88 años que quedaron atrapadas por el fuego en la parroquia de Chandebrito, en Nigrán (Pontevedra) durante la tarde del domingo. Las dos habían sido recogidas por una vecina para tratar de escapar de las llamas y, según fuentes municipales, intentaban salir por un camino abierto por la policía cuando cambió el viento y la furgoneta en la que viajaban quedó atrapada al intentar dar marcha atrás.

La teniente de alcalde de Nigrán, Raquel Giráldez, ha detallado a Efe que sobre las 21.00 horas tuvieron conocimiento de que podría haber alguien atrapado en las llamas. Cuando los servicios de emergencia llegaron al punto se encontraron con el vehículo en llamas y en su interior dos personas fallecidas. Giráldez ha explicado también que la mayoría de desalojados de sus viviendas por la cercanía de las llamas están siendo reubicados en casas de familiares, aunque los hoteles de la zona han puesto a disposición de los afectados habitaciones gratis.

Algunas de las escenas más dramáticas se vivieron en Vigo, la ciudad más poblada de Galicia, donde los vecinos se afanaron por combatir el fuego que había llegado al casco urbano, en cadenas humanas coordinadas por Protección Civil. La factoría de Citröen en la ciudad, que ya ha retomado su actividad, y otras fábricas fueron desalojadas por precaución ya entrada la madrugada.

La Policía Nacional ha identificado en Vigo a varias personas a lo largo del domingo por su posible implicación en los incendios y algunas de ellas han sido trasladadas a dependencias policiales para realizar comprobaciones aunque, por el momento, no se han llevado a cabo detenciones. Se trata de individuos que fueron localizados en zonas cercanas a algunos de los incendios forestales o, en algunos casos, fueron vistos por vecinos en las inmediaciones de los fuegos.

La Xunta de Galicia ha emitido a través de las redes sociales una serie de recomendaciones a la población para evitar riesgos en la ola de incendios que asola la Comunidad gallega en la madrugada de este domingo. Entre ellas, se incluye mantener la distancia de seguridad con el fuego, despejar el paso de los vehículos de extinción y cortar el suministro eléctrico de sus hogares en el caso de que las llamas se acerquen a la vivienda.

Asimismo, recuerdan que el fuego puede cambiar de dirección en cualquier momento a causa del viento y que, en caso de huida, lo hagan por las zonas de menos vegetación. En situaciones de cercanía de las llamas a un hogar, recomiendan cerrar puertas y ventanas para evitar que el fuego entre en el edificio y, asimismo, colocar en ellas paños húmedos.

Por otra parte, se ha activado el protocolo de actuación en casos excepcionales de contaminación atmosférica en todo el territorio, que establece medidas conjuntas junto al 112, Protección Civil y el resto de equipos de emergencias, por el alto nivel de concentración de partículas PM10, la parte más  pequeña de las cenizas de los incendios forestales, en la estación Lope de Vega, en Vigo.

La activación del procedimiento implica que los equipos de emergencias deben estar pendientes porque existen condiciones “perjudiciales contra la salud pública” y es necesario limitar la permanencia fuera de los hogares.

19 incendios cerca de poblaciones

A mediodía de este lunes han ascendido a 19 los puntos de Galicia con situación dos, de riesgo real para núcleos poblados, por los incendios forestales tras añadir A Gudiña -parroquia del mismo nombre- y Boborás -parroquia de Albarellos- (Ourense) a los fuegos de Friol, Monforte de Lemos y Pantón (Lugo).

La única desactivación de situación dos ha sido en Negreira (A Coruña), el único fuego que tenía esta alerta en la provincia coruñesa tras la cancelar el domingo por la mañana otra alerta en Boiro, en el fuego de Cures.

En la provincia de Ourense hay ocho incendios en situación 2: en la parroquia de Paradellas, Ayuntamiento de Parada de Sil; en Oseira, municipio de San Cristovo de Cea; en Betán, municipio de Baños de Molgas; en Chaveán, Ayuntamiento de Chandrexa de Queixa; en Cantoña, Ayuntamiento de Paderne de Allariz; en Araúxo, municipio de Lobios, así como los de A Gudiña y Boborás.

En la provincia de Pontevedra se encuentran en situación 2: en la parroquia de Padróns, en el Ayuntamiento de Ponteareas; en Pesqueiras, en el Ayuntamiento de Salvaterra do Miño; en Morgadáns, en el municipio de Gondomar; en la parroquia de As Neves en el municipio de mismo nombre; en la parroquia de Baíñas, en el Ayuntamiento de Baiona; en la parroquia de Parada, en el municipio de Nigrán, así como en Refoxos, en el municipio de Silleda.

En la provincia de Lugo hay cinco incendios en situación 2: en la parroquia de Denís, en el municipio de Cervantes; en Noceda, también en Cervantes; en Anxeriz, en el Ayuntamiento de Friol; en Chavaga, en Monforte; y en Cangas, en el Ayuntamiento de Pantón.

Unos 350 brigadas, 220 motobombas, cuarenta palas y una veintena de medios aéreos de la Xunta y del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente han trabajado este domingo en la comunidad gallega para combatir los incendios que arrasan más de 4.000 hectáreas en 146 nuevos focos desde el viernes.

“Actividad incendiario homicida”

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, explicó este domingo que la comunidad autónoma gallega se encuentra en una “situación compleja” porque coincide una “actividad incendiaria homicida”, una “sequía persistente” y un descontrol en incendios en el norte de Portugal que, por primera vez, “saltan el Miño”. La consejera de Medio Rural, Ángeles Vázquez, considera que los incendios han sido provocados y los grupos de la oposición gallegos han acusado a la Xunta de falta de prevención.

A nivel nacional, los representantes políticos del PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos, han expresado su preocupación a través de las redes sociales por los incendios y han transmitido su apoyo a los equipos de extinción. Mientras que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) ha decidido enviar 29 medios aéreos y 4 brigadas de refuerzo contra los fuegos para apoyar a Galicia, Castilla y León y Principado de Asturias.

Por cierto, que es precisamente en el Principado donde las llamas amenazan al robledal mayor y mejor conservado de España, ubicado en la Reserva de Muniellos, en peligro por el incendio declarado de Ibias, que sigue sin poder ser controlado ante las fuertes y cambiantes rachas de viento.

A primera hora de la noche del domingo, también continuaba activo y sin ser controlado el incendio declarado hace cinco días en Fondos de Vega, en el concejo de Degaña, con un frente que ha llegado a superar el kilómetro de longitud. Además de estos dos, había activos otros 13 incendios, y cuatro más que ya estaban controlados, en su mayoría en municipios del suroccidente asturiano.

RELACIONADO