Cayetano Rivera recibe el alta tras cuatro días hospitalizado

Una vez recibida el alta, ha viajado Madrid para seguir con la recuperación en compañía de su mujer, la presentadora Eva González, que espera el primer hijo de la pareja

El diestro Cayetano Rivera Ordóñez ha recibido el alta médica del Hospital Quirónsalud de Zaragoza, donde ha convalecido de la grave cornada sufrida en la Feria del Pilar y que ha abandonado agradeciendo el cariño recibido e incluso el odio de los antitaurinos, porque le hace "más fuerte".

Apoyándose en unas muletas, el matador ha atendido a la prensa a la salida del centro hospitalario, acompañado en todo momento por el doctor Carlos Val-Carreres, que le operó en la enfermería de la plaza y ha seguido después toda su evolución.

"Estoy mejor", aseguró Cayetano al tiempo que quiso dar las gracias tanto al equipo médico que le ha tratado como a todos los que en estos días se han interesado por su estado y a todos quienes les han mandado mensajes de apoyo y cariño.

"E incluso -añadió en referencia a lo expresado por antitaurinos en redes sociales- a los que se han alegrado por mi dolor o me han deseado la muerte, porque me hacen sentirme más fuerte".

También se quiso acordar de los compañeros que, como él, convalecen estos días de sus percances y de todos cuantos han resultado heridos esta temporada tan dura, en la que además hay que lamentar la muerte de Iván Fandiño.

"Quizá mi caso haya llamado más la atención, pero quiero que la gente sepa que hay otros muchos toreros que han caído heridos y que también merecen respeto y consideración. Torear -enfatizó- requiere de valor y de fortaleza para afrontar el dolor y la adversidad, unos valores que los toreros ponemos al alza".

Cayetano sufrió en pasado 11 de octubre una grave y extensa cornada en la parte superior interna del muslo izquierdo, con tres trayectorias, una de las cuales le llegó al pubis. Aun así, permaneció en el ruedo hasta dar muerte al toro de Parladé y cortarle las dos orejas.

Una vez recibida el alta, el torero ha viajado hasta su domicilio madrileño para seguir con la recuperación en compañía de su mujer, la modelo y presentadora de televisión Eva González, que espera el primer hijo de la pareja.

Al preguntarle cómo se enteró Eva de la noticia, Cayetano contestó: "La llamaron en cuanto ocurrió y, bueno, yo pude hacerle una llamada antes de que me interviniesen, tuvieron el detalle de dejarme hacerlo para que no se preocupase tanto. Además, ya sabéis que en su estado, no queríamos darle un susto mas grande entonces enseguida cogió el tren y vino para acá y lleva aquí desde entonces".

Ante la pregunta de una posible retirada por su futura paternidad como hizo su hermano Fran Rivera, el torero contestaba: "La verdad que no me lo he planteado por este motivo, cuando llegue el momento será por otras razones pero mi hermano también su profesión, su carrera es distinta a la mía y en ese sentido no tenemos el mismo parecido, él llevaba una trayectoria de muchos más años que yo y ya le iba tocando pero yo por ahora sigo pensando en quedarme".

El diestro añadía además sobre su futura paternidad junto a Eva González: "No te voy a engañar, sería mentira si no te digo que siempre me he planteado cómo me afectaría llevar mi profesión cuando fuese a tener un hijo por las circunstancias que ya sabemos todos pero no, no me ha dado por ahí, podría haberme dado perfectamente pero de momento estoy feliz, disfruto con mi profesión y de momento sigo pensando en quedarme".

El torero ha tenido a todo su círculo muy pendiente de él todos estos días. Ahora le toca descansar junto a los suyos y alejarse del ruedo una temporada hasta que esté totalmente recuperado, aunque sin previsión, como él ha aclarado, de una retirada.