PSPV, Compromís y Podem denuncian la “pasividad” de la Policía y la “impunidad” de los ultras en el 9-O

Los miembros de los grupos de extrema derecha que este lunes reventaron la tradicional manifestación nacionalista y de izquierdas que cada 9 de octubre recorre las calles de Valencia, con agresiones y enfrentamientos con los manifestantes, aún no han sido identificados y, por el momento, la Policía no ha procedido a ninguna detención. Entre ellos se encuentran miembros de los Yomus -grupo ultra del Valencia CF-, el Grup d’Acció Valencianista (GAV) y España 2000.

La Policía Nacional intentó separar a ambos bandos para evitar agresiones, pero finalmente el cordón policial se quedó corto y se desató la violencia. Ante los incidentes y agresiones que se registraron en la manifestación del 9-O, PSPV-PSOE, Compromís y Podem han defendido este martes la necesidad de que Les Corts Valencianes hagan una declaración institucional de condena a las agresiones ocurridas durante la manifestación.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha denunciado este martes la pasividad de la Policía frente a los ultras y ha reclamado al delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, que “cumpla con sus obligaciones o se retire” por que es el responsable de que se cumpla la Constitución y en la manifestación de izquierdas que fue reventada por grupos ultra “no se cumplió”.

El primer edil, que se ha mostrado “enfadado” y “preocupado”, ha destacado que “manifestarse, en primer lugar, es un derecho fundamental” que recoge “la Constitución Española” y que “todas las instituciones” deben “respetar y velar”. Tras ello, ha subrayado que el delegado del Gobierno es “el principal responsable de que se respete” en Valencia y en la Comunidad Valenciana y ha recalcado que “hay una contradicción muy grande entre lo que vimos ayer y lo que dice la Constitución, la de todos, de la que tanto estamos hablando”.

Oltra pide contundencia

Por su parte, la vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, ha afirmado que “con esta gente hay que ser absolutamente contundente” porque “no puede haber personajes violentos que intentan impedir a otros su reunión pacífica, que estaba comunicada y que, además, se hace todos los años con el mismo recorrido”.

“Que no se garantice el derecho constitucional a la reunión pacífica es un fracaso democrático”, ha incidido Oltra, que ha recordado que precisamente la esencia de la democracia es “que todo el mundo tiene derecho a expresar sus opiniones y, además, en la calle”. No obstante, ha lamentado que “hay personas que han decidido que las opiniones de los demás hay que aplastarlas con la violencia” y lo que deben hacer los poderes públicos es garantizar “que todo el mundo pueda expresar su opinión, porque esa es la base democrática”.

La portavoz adjunta de Compromís Mónica Álvaro ha indicado que presentarán mociones en los Ayuntamientos de la Comunidad Valenciana e intentarán que haya una declaración de condena en Les Corts, y ha reiterado la petición de dimisión “inmediata” de Moragues “por no saber, por no querer y por no poder garantizar la seguridad” de los manifestantes.

Moragues dice que ha habido cero identificaciones, cero detenidos y cero heridos”, lo que muestra que el delegado “no ha actuado” y que tiene una “visión parcial de los hechos”, ha señalado, y ha explicado que participó en la manifestación de ayer y vio cómo “un grupo de fascistas agredía con total impunidad” a gente, e incluso ella misma tuvo que correr.

Álvaro ha reivindicado que la manifestación cívica por el 9 d’Octubre estaba “correctamente convocada, como todos los años”, y ha lamentado la “pasividad” de la Policía y la “impunidad” con la que actuaron los grupos ultra.

El portavoz socialista en Les Corts, Manuel Mata, ha indicado que los socialistas han pedido la comparecencia en el Congreso de los Diputados del ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, y del delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Moragues, en Les Corts para explicar qué medidas se adoptaron y quiénes son los culpables de las agresiones.

Sin entrar en la confrontación, el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha afirmado que “lo fundamental es exigir a la Delegación del Gobierno que se detenga a las personas que han infringido la ley, que han alterado el orden público” y pasen a disposición judicial.

Tras resaltar que su labor institucional “no es confrontar con el delegado del gobierno” y, por tanto, no lo va a hacer, ha admitido que “es evidente que hay que dar por parte del Gobierno las explicaciones oportunas” y “a partir de ese momento cada uno podrá determinar cuál es su posición”.

Podem impulsará una declaración de repulsa

El grupo parlamentario Podem ha anunciado que impulsará en las Corts Valencianas una declaración institucional “de condena y repulsa a las agresiones fascistas registradas en Valencia“. En un comunicado, el grupo ha asegurado que “ese intento de apropiarse del día de todos los valencianos que ha tenido el fascismo debe ser rechazado por todos los grupos” porque, “independientemente de las ideas políticas, debemos estar juntos contra la violencia”.

El secretario general de Podem y síndic de esta formación, Antonio Estañ, ha indicado que las agresiones de este lunes “son consecuencia por un lado de la irresponsabilidad en materia de seguridad tanto por falta de efectivos policiales que ha generado el traslado de agentes destinados a Valencia que están en Cataluña desde antes del 1 de octubre y por otro, de la falta absoluta de previsión desde la Delegación del Gobierno”.

Ha recordado que durante los actos de la mañana del 9 d’Octubre, en el marco de la Procesión Cívica “miembros de Podem tuvieron que ser escoltados ante los intentos de agresión de grupos ultras, situación que podía repetirse en los convocados por la tarde”, y ha incidido en que la contra manifestación organizada por los grupos de ultraderecha se convocó a través de las redes sociales.

El diputado de Ciudadanos (Cs) en Les Corts valencianas, Toni Subiela, ha defendido que “hay que condenar y erradicar la violencia”, en relación a los altercados en la manifestación vespertina del 9 d’Octubre. “Nos entristecen estas imágenes y fue un mal broche para el día de todos los valencianos”, ha añadido.

Preguntado por la actuación policial, Subiela ha avanzado que “Cs ya tenía prevista una reunión con el delegado del Gobierno para tratar cuestiones fundamentales para la Comunitat Valenciana, como el  antiyihadismo” y ha afirmado que aprovecharán ese encuentro para preguntar por lo sucedido. Además, Subiela ha lamentado “el aumento de la crispación” en las calles y ha destacado “la importancia de la unión y de la tolerancia”.

El Partido Popular de la Comunidad Valenciana (PPCV) se ha limitado a expresar en un comunicado “su rotunda y más enérgica condena a todo acto de violencia, venga de donde venga”, y a mostrar su “pleno respaldo” a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado “y a la labor que llevan a cabo”.

La Delegación del Gobierno abre una investigación

La Delegación del Gobierno en la Comunidad Valenciana ha asegurado que el Cuerpo Nacional de Policía ha abierto una investigación sobre la protesta ultra que el 9-O y está analizando las imágenes para poder identificar a los agresores.

El delegado del Gobierno ha afirmado que “no consta” que haya heridos por las agresiones y ha destacado que se “preservó la seguridad y la integridad física de los manifestantes y su derecho”. Asimismo, ha desvelado que se mantuvo en contacto con la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, y con el director general de Seguridad, José María Ángel, y “con el convocante, que era UGT”.

Los violentos incidentes del 9-O han tenido un fuerte impacto en las redes sociales, donde han quedado plasmados en numerosos vídeos que circulan desde la tarde de este lunes.

RELACIONADO