Un presunto yihadista detenido en Palma asegura que colaboraba con el CNI y la Guardia Civil

El acusado, según su testimonio, se dedicaba a crear perfiles en redes sociales para "hacer amistad con gente que ya estuviera radicalizada para sacar información sobre captadores en España"

Un acusado de ser miembro del Estado Islámico y de reclutar a combatientes para planear un atentado ha negado este jueves en el juicio pertenecer a la organización terrorista y ha dicho que colaboraba con el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) para “sacar información sobre captadores en España”.

“No soy miembro del Dáesh”, ha asegurado Mohamed Harrak Al Louath, de 28 años y nacionalidad marroquí, a preguntas de su abogado en el juicio que ha comenzado en la Audiencia Nacional y en el que se enfrenta a una petición de 10 años de prisión por integración en organización terrorista o bien a una pena alternativa de 8 años por colaboración.

Según su testimonio, el acusado se dedicaba a crear “perfiles para hacer amistad con gente que ya estuviera radicalizada para sacar información sobre captadores en España” y el CNI le dejó “muy claro” que debía ponerse en contacto con aquellos que “se veía que tenían algo que ver” con el Estado Islámico.

Harrark, detenido en abril de 2016 en Palma de Mallorca, donde residía en situación regular, también ha afirmado que ofreció su colaboración a la Guardia Civil por “temas de drogas” sobre los que él tenía conocimiento y que pensaba que al instituto armado les podía interesar.