Puigdemont vota en un colegio distinto ante la imposibilidad de hacerlo en el suyo

Medio centenar de antidisturbios de Policía Nacional y Guardia Civil han intervenido pasadas las 9.00 horas contra más de un centenar de personas concentradas en el pabellón de Sant Julià de Ramis (Girona), donde estaba previsto que votara el presidente catalán, Carles Puigdemont, que finalmente ha podido hacerlo en un colegio distinto.

En Sant Juliá de Ramis, los agentes han avanzado hacia los concentrados para abrirse paso hacia el colegio y, al intentar impedírselo bloqueando el acceso, varias personas han caído al suelo. Ha sido Jordi Sánchez de la ANC quien ha informado en Twitter del momento en que Puigdemont ha votado.

Algo parecido le ha sucedido al vicepresidente, Oriol Junqueras. Una decena de bomberos de la Generalitat ha acudido al domicilio del vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, en Sant Vicenç dels Horts (Barcelona), para escoltarle y que pudiera ir a votar al colegio habilitado en la misma calle donde vive y donde los Mossos d’Esquadra trataban de impedir que se votara.

Varios mossos han intentado entrar en la Escuela Sant Jordi y han forcejeado con el grupo de personas que protege la puerta del colegio hasta que los agentes, ante la resistencia de los vecinos, han desistido y han formado un cordón policial que les rodea, según informa Efe.

Junqueras ha aparecido en público para proclamar que sí haía votado acogiéndose al principio del censo universal.