Blanca Suárez, madrina de Germaine de Capuccini

Reconoce que confía en buenos productos y grandes profesionales que le permitan hacer mucho en poco tiempo

Tras un romántico verano en el que ha podido desconectar de todo y disfrutar del anonimato descubriendo China junto a su novio el también actor Joel Bosqued, Blanca Suárez vuelve al trabajo. La actriz se prepara para ponerse a las órdenes de José Luis Cuerda con el que comenzará a rodar ‘Tiempo después’ el próximo mes de octubre.

Imagen de Germaine de Capuccini, revela algunos de sus mejores trucos de belleza. La actriz confía en buenos productos y grandes profesionales que le permitan hacer mucho en poco tiempo. El éxito de la serie ‘Las chicas del cable’ dentro y fuera de nuestras fronteras ha ampliado su proyección internacional abriéndole nuevos caminos en su ya imparable ascenso.

Respecto a sus secretos de belleza, la actriz asegura que son “menos de los que la gente cree. Desde fuera la gente se piensa que estamos todo el día dedicándonos a estar guapas, pero lamentablemente tenemos poco tiempo. Es importante rodearse de buenos profesionales y buenos productos que te solucionen mucho en poco tiempo. Debemos trabajar para que todo el tiempo que dedicamos a nosotras mismas no sea en vano”.

También reconoce que para ella cuidarse no es una esclavitud, “disfruto, es un tiempo que me tomo para mí, apago el móvil y me centro en darme mimos a mí misma. Durante una hora, si tengo la suerte de tener tiempo, voy a una cabina y me pongo en manos de un profesional, si no, en casa en el cuarto de baño, haciéndome algún tratamiento”.

Lo cierto es que Blanca Suárez mantiene los pies en la tierra cuando todo el mundo llena de halagos, “no siempre tienes una persona al lado que te de una colleja y te diga ‘oye guapa, así no puedes comportarte’, tienes que hacer tú misma ese trabajo de serenarte y tranquilizarte. Nuestro día a día es ir a rodar y trabajar, como todo el mundo. Tienes que saber que el verdadero día a día no es esto, que esto forma parte del día a día, pero son momentos esporádicos”.

Para la actriz sus pilares son “la familia y los amigos, la gente que me conoce de verdad, sobre todo en los momentos malos”.

También reconoce que se ve formando tu propia familia, casada y con hijos, “pero ahora mismo, en el momento que estoy, hay que dedicarse y dirigir la energía a otro lugar, esas cosas aparecerán y se harán cuando haya que hacerlas”.

El nuevo curso se presenta con mucho trabajo, “estrenaremos la segunda temporada de ‘Las chicas del cable’, aún no hay fecha confirmada, pero creemos que será en diciembre, ahora a finales de octubre, cine, y luego en enero, empezaremos a rodar la tercera temporada de la serie”.

Su personaje le ha dado “muchas cosas, la serie lleva este año arrancando y estamos muy contentos, significaba trabajar en una plataforma nueva, algo nuevo para todos y el experimento ha salido bien. Que hayan venido de fuero a pedirnos que exportemos algo de nuestra ficción es algo muy importante”.

También nota la proyección internacional, “las fronteras se van disolviendo, rodamos en Madrid la serie, pero se está viendo en todo el mundo, da un poco de vértigo decirlo. La digitalización de todo hace que todo avance más rápido y eso nos permite acceder a otras industrias bastante más rápido que antes, casi sin darte cuenta”.