Un terremoto de magnitud 7,1 vuelve a sacudir México y deja al menos 225 muertos, uno de ellos español

Un terremoto de magnitud 7,1 en la escala de Richter ha sacudido este martes el centro de México causando al menos 225 muertos y más de 800 heridos en los estados de Morelos, Puebla, México y la capital mexicana, que quedó sumida en el caos por el derrumbe de 45 edificios.

Entre las víctimas hay al menos un ciudadano español, según han podido confirmar Exteriores que, además, está tratando de localizar a otra decena de personas.

Según fuentes de la Oficina de Información Diplomática (OID), el consulado ya ha contactado con la familia de la víctima, que ha identificado su cadáver. Se trata de un español residente en el país e inscrito como tal en el registro de matrícula consular.

Embajada y consulado activaron ya el martes la célula de crisis y están en contacto con las autoridades locales, tratando de contactar con la colonia española y atendiendo a familiares en México y en España.

El teléfono de emergencia consular es el 5542468136. Exteriores ha facilitado además otros teléfonos del consulado general de España en México disponibles para información: 52804383, 52817113, 52804758 y 52804633.

El temblor generó múltiples escenas de pánico y ocurrió a las 13.14 hora local (18.14 GMT), dos horas después de que se llevara a cabo un simulacro conmemorativo del poderoso terremoto de 1985 de 8,1 grados que ocasionó miles de muertos.

Esta vez el seísmo en la capital mexicana se sintió con más fuerza que el registrado el pasado 7 de septiembre, de 8,2 grados, dado que el epicentro fue más cercano. El movimiento telúrico del 7 de septiembre, el más poderoso desde 1932 en México, causó 98 muertos en el sur del país; 78 en Oaxaca, 16 en Chiapas y 4 en Tabasco.

De acuerdo con los datos de Protección Civil, hasta el momento se han contabilizado 71 muertos en Morelos, 86 en Ciudad de México, 43 en Puebla, 12 en el Estado de México, 4 en Guerrero y 1 en Oaxaca a causa del nuevo temblor.

Los servicios de rescate y de emergencia trabajan activamente en la búsqueda de personas atrapadas en edificios y miles de personas se han sumado de manera espontánea para apoyar a los servicios de emergencia en la limpieza de escombros de los edificios en busca de señales de personas atrapadas. Las escenas de solidaridad se repiten en la capital con miles de personas en las calles que no ocultan su emoción y miedo a que se repitan nuevos temblores.

El suministro de electricidad en la capital se cortó y el Metro dejó de prestar servicios los primeros 30 minutos después del terremoto. Las redes sociales recogen el momento de la explosión en una fábrica de Ciudad de México tras el temblor.

Los servicios de comunicación telefónica se interrumpieron y se mantienen saturados por la alta demanda de llamadas. Las autoridades han pedido a la población que solo los use para emergencias y para localizar a sus familiares y que eviten enviar fotos y vídeos.

Miles de personas caminan por las calles de la capital mexicana para intentar volver a sus casas, con la mayoría de avenidas atascadas, principalmente por los cortes en las zonas de derrumbes, como las colonias Condesa, Del Valle, Narvarte, Centro, Coyoacán y Xochimilco.

Las clases en las escuelas de la capital mexicana, y los estados de Morelos, Puebla y México, han quedado suspendidas hasta nuevo aviso.

La alerta sísmica sonó con tiempo y permitió que muchas personas lograran salir de los edificios para resguardarse en las calles.

El terremoto golpeó sobre todo al central estado de Morelos, epicentro del movimiento telúrico, con al menos 72 muertos, informó el gobernador Graco Ramírez.

Protección Civil de Morelos mencionó “daños importantes” en la infraestructura de vivienda, edificios públicos e históricos del estado, y el colapso de un puente en la autopista que va de México a Acapulco, así como daños en dos plantas de tratamiento de agua.

Las autoridades del estado de Puebla han informado de la muerte hasta el momento de 26 personas ocurrida en una escuela, además de daños materiales en varios edificios tanto en la capital del estado como en la ciudad de Cholula.

El gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, anunció la muerte de al menos doce personas y 22 heridos a causa del terremoto.

El Aeropuerto Internacional de Ciudad de México ha suspendido sus operaciones hasta que concluya la revisión de toda la infraestructura, lo que provocó que decenas de vuelos hayan sido desviados a terminales cercanas como la de Toluca y la de Querétaro.

El director del Instituto Mexicano del Seguro Social (Imss), Mikel Arriola, anunció la apertura de los servicios de emergencia para toda la población y hospitales privados atienden los castos de urgencia sin costo.

El seísmo tuvo su epicentro en el límite entre los estados de Puebla y Morelos, a 12 kilómetros al sureste de Axochiapan, Morelos, y a 120 kilómetros de la Ciudad de México, y la profundidad fue de 57 kilómetros, precisó el Servicio Sismológico Nacional en un comunicado.

RELACIONADO