El gesto machista de Iglesias a una periodista en ‘Al Rojo Vivo’

La tertulia de este martes de ‘Al Rojo Vivo’ se convirtió en un hervidero y no fue debido al desafío soberanista catalán, sino a un gesto machista del líder de Podemos. Tras un acalorado debate con la periodista Pilar Gómez de ‘La Razón’, Iglesias finiquitó su intervención guiñándole un ojo.

Un gesto innecesario y machista que desató la indignación de la subdirectora de La Razón, quien no dudó en denunciar lo que acababa de presenciar. “No me gusta que un político me guiñe el ojo”, se quejó Gómez. “Esto es muy rancio, machista, que te guiñen el ojo. No le ha quiñado el ojo a Raúl del Pozo. Lo siento. A mí personalmente me ofende que me guiñen el ojo”, ha continuado ante un Iglesias que se limitaba a sonreír y restarle importancia al guiño.

No es la primera vez que el líder de Podemos demuestra actitudes machistas en público, Basta recordar la rueda de prensa en la que trató de atacar a una periodista por llevar un abrigo de pieles o cuando dijo en el Congreso que la popular Andrea Levy se 'calentaba' con el diputado de su partido, Miguel Vila, y llegó a ofrecerle su despacho para que ambos pudieran conocerse mejor.

Otra de sus 'perlas' más célebres fue cuando dijo que "azotaría hasta hacer sangrar" a Mariló Montero.

Durante el debate de la moción de censura de Podemos, la diputada de Coalición Canaria en el Congreso, Ana Oramas, arremetió contra Iglesias por su "tonito machista" contra ella. "Yo sé que a usted no le gustan las mujeres no sumisas", dijo Oramas, lo que provocó los abucheos de la bancada de Podemos. Pero continuó y le dijo a Iglesias que ese "tonito machista" que usa "con periodistas y políticas" es "problema suyo".