Marcelino: “Mi relación con Zaza es perfecta y jugará cuando deba jugar”

"Conmigo, uno que se enfade por no jugar lo veré positivo. Respetamos la forma de ser de cada uno siempre que no perjudique al equipo"

El entrenador del Valencia, Marcelino García Toral, subrayó que su relación con Simone Zaza, al que dejó en el banquillo en el derbi ante el Levante, es “perfecta” y que ve “positivo” que se enfade si no hay falta de respeto hacia el resto, aunque avisó de que el italiano “jugará cuando deba jugar”.

“Mi situación con ‘Simo’ es igual que con el resto. Hay comunicación, diálogo, cercanía y predisposición buena por su parte, pero tomamos las decisiones desde el punto de vista deportivo, el nivel de entrenamiento y competición y el análisis del rival, y así seguiré intentando ser justo y tomando las mejores decisiones. Mi relación con él es perfecta como con cualquier otro futbolista”, aseguró Marcelino este lunes en rueda de prensa.

El asturiano intentó restarle importancia al asunto. “Para mí, la noticia es el partido de mañana, no valorar opiniones externas. La noticia es que jugamos contra el Málaga y queremos ganar y seguir con la comunión con la afición”, trató de zanjar.

“Si está en la lista y no sucede nada en una tema de lesión, lo más lógico es que esté en la lista y cualquiera que esté pueda estar en once”, añadió el preparador ‘che’ sobre la posibilidad de que el italiano vuelva a ser titular.

Además, dejó claro que no tiene “problema con que un jugador se enfade”. “Eso significa motivación, interés por demostrar su capacidad y por sentirse útil para el equipo, pero siempre que haya respeto a sus compañeros. Conmigo, uno que se enfade por no jugar lo veré positivo”, remarcó Marcelino.

“Jugará cuando creo que deba de jugar. Queremos hacer un equipo que esté por encima de las individualidades y donde se sientan todos importantes porque tenemos una plantilla corta”, prosiguió el técnico valencianista, que no esconde que cada jugador tiene “su personalidad”. “Respetamos la forma de ser de cada uno siempre que no perjudique al equipo”, sentenció.

Sin salir de la delantero, también habló de Rodrigo Moreno y sus flojos números goleadores desde que fichó. “Lo que sé es que en cuatro partidos más los de la pretemporada es el delantero que más corre, participa y más ayuda al trabajo colectivo. Ha metido un gol, pero para mí es un delantero que seguro va a mejorar el rendimiento. Puede que esté ansioso, pero le veo con muy buenas condiciones y con una actitud encomiable. Me extrañaría que no nos ofreciera un gran rendimiento”, advirtió.

“Llevamos pocas jornadas y salvo el día del Atlético hemos tenido suficientes ocasiones para meter más goles. Estaría preocupado si en el resto de partidos hubiéramos tenido una secuencia de acciones ofensivas tan escasa como ante el Atlético. Es cuestión de tiempo que mejoremos, e igual que para defender no solo son responsables la defensa y el portero, la faceta ofensiva es labor de todo el equipo”, puntualizó ante la actual falta de gol en el equipo.

Por otro lado, Marcelino se mostró satisfecho con la imagen del equipo aunque les esté faltando “sumar más victorias”. “En los empatados estuvimos cerca de ellas, sobre todo ante el Levante, donde tuvimos fases del partido muy buenas y situaciones para sentenciar el partido. Pero el nivel competitivo del equipo creo que es muy bueno”, aseveró.

“Estamos en un proceso en construcción, queda mucho trabajo por delante y por mejorar, pero la actitud y el compromiso de los futbolistas me lleva a ser tremendamente optimista”, recalcó el de Villaviciosa, que confirmó rotaciones por tener tres partidos en una semana.

Finalmente, sobre el Málaga, no ve el partido “especialmente más peligroso” que otros por la necesidad de los de Míchel, pero “sí más difícil” porque el conjunto andaluz “ha perdido por la mínima” en tres de sus cuatros partidos y en el del pasado sábado en el Wanda Metropolitano “demostró un buen nivel y puso en dificultades a todo un Atlético”. “Tuvo de las ocasiones más claras y si queremos ser capaces de ganar tendremos que poner más trabajo, más acierto y no permitir que nos hagan ocasiones”, remarcó.