La verdadera historia de la imagen de la resistencia catalana

La fotografía de una mujer que parece desafiar a la Guardia Civil fue tomada realmente en Felanitx (Mallorca) en 2012

En un momento convulso como el que vive la política española en los últimos meses los símbolos se convierten en algo fundamental. Aunque no concuerden con el significado que se les quiere atribuir. La fotografía de una mujer plantada frente a un agente de la Guardia Civil ha sido asumida como icono del independentismo catalán, especialmente después del papel de la Benemérita en los registros en busca del material del referéndum del 1-O la semana pasada.

Todos los detalles de la imagen son representativos: una mujer de avanzada edad desafiando con la mirada al agente, de pie bajo la placa que dice ‘Plaça de la Constitució’, y una señal de prohibido el paso por la calle por la que pretende pasar esta vecina.

Sin embargo, la fotografía, tomada por el periodista Joan Socies para el diario local Última Hora, no pertenece a los registros en la imprenta de Constantí (Tarragona) ni en el semanario El Vallenc.

Lo cierto es que la curiosa estampa se produjo en 2012 en Felanitx (Mallorca) durante una protesta contra la política lingüística de José Ramón Bauzá. Entonces, para evitar disturbios, se cerró la plaza mientras se celebraba el Consell de Govern y algunos vecinos, como la señora de la instantánea, que ahora tiene 97 años, tuvieron que esperar pacientemente a que les permitieran regresar a sus casas.

El uso de este imagen por parte de los independentistas no es nuevo, ya que la CUP la utilizó en el cartel de una concentración contra la Guardia Civil el pasado mes de julio, algo que, según Última Hora, enojó a la familia de la mujer por sus connotaciones políticas.