El exconseller de Justicia Germà Gordó, ante el TSJC este jueves por el caso 3%

El exconseller de Justicia y diputado en el Parlament, Germà Gordó, está citado a declarar ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) a las 12 horas de este jueves como investigado en la trama del caso 3%, de supuesto cobro de comisiones de CDC a empresarios a cambio de adjudicaciones de obras públicas.

El que fue el máximo responsable de la Conselleria de Justicia y secretario del Govern de la Generalitat durante la Presidencia de Artur Mas deberá comparecer ante el magistrado Carlos Ramos acusado de los supuestos delitos de malversación, tráfico de influencias y prevaricación.

Según Anticorrupción, Gordó era una pieza clave en la mediación para requerir “cuantiosas donaciones” a empresas que aspiraban a conseguir adjudicaciones de obras y que, en algunos casos, presuntamente negoció personalmente los importes de licitaciones y donaciones.

La causa del 3% la instruye un juzgado de El Vendrell (Tarragona) pero en el caso de Gordó, por su aforamiento como diputado del Parlament –antes de JxSí, ahora no adscrito–, es el TSJC el competente para investigarlo, y así lo decidió el magistrado tras recibir un informe del juez instructor.

La comparecencia de Gordó ante el magistrado y el fiscal se celebrará este jueves después de haberse tenido que suspender la declaración que estaba prevista para el pasado 24 de julio, por problemas de salud de su abogado.

Gordó dejó en junio el PDeCAT –partido del que era diputado– cuando el TSJC abrió la investigación, pero no su escaño de parlamentario y ha continuado en la Cámara catalana como diputado no adscrito a ninguna formación.

En una rueda de prensa en julio, defendió que “nunca” se reunió con empresarios para conseguir que hiciesen donaciones a CDC –formación antecesora del PDeCAT– a cambio de darles adjudicaciones de obras desde instituciones públicas controladas por este partido.

También aseguró entonces, al preguntársele si se planteaba dejar su acta de diputado tras citarle el TSJC como investigado, que no ha sucedido “nada nuevo” para que cambie su situación en los escaños del Parlament.