Curiosidades

Una “monstruosa” montaña de grasa colapsa el alcantarillado de Londres

La masa está compuesta por toallitas, pañales, grasa y aceite, y es tan larga como dos estadios de fútbol y pesa tanto como once autobuses de dos plantas

Una gigantesca montaña de grasa ha sido encontrada colapsando parte del alcantarillado de Londres, según ha anunciado la compañía de aguas privada Thames Water.

Esta enorme masa de desperdicios, de unas 130 toneladas y compuesta de toallitas, pañales, grasa, aceite y otros residuos, ha sido hallada en una cloaca de la época victoriana situada en el barrio de Whitechapel, al noroeste de la capital británica. Le llaman cariñosamente ‘fatberg’, algo así como iceberg de grasa.

Las autoridades municipales londinenses le han declarado la guerra a esta monstruosa bola de grasa han afirmado que tardarán varias semanas en desintegrarla y succionarla después para que las aguas residuales vuelvan a transitar sin obstáculos. Por el momento, ocho técnicos trabajan todos los días para deshacer la bola con chorros de agua a alta presión y una aspiradora se encarga de recoger los trozos más pequeños y sacarlos a un depósito.

Thames Water, que se ha encargado de las labores de limpieza, ha asegurado que la masa de suciedad es más pesada que cuatro ballenas jorobadas juntas u once autobuses de dos plantas y más larga que dos estadios de Wembley.

“Es un monstruo absoluto y requerirá una gran cantidad de mano de obra y de maquinaria para eliminarla, porque es muy dura. Básicamente es como tratar de romper hormigón armado”, ha explicado en un comunicado la compañía, que también ha alertado de que la bola está haciendo fuerza para romper las paredes del alcantarillado y expandirse aun más.