Detenida una empleada de un hotel por dos falsas amenazas de bomba tras los atentados

Las amenazas se realizaron dos días después de los atentados de Cataluña y obligaron a evacuar a todos los clientes de un hotel de Cornellà

Los Mossos d’Esquadra han detenido a la trabajadora de un hotel de Cornellà de Llobregat (Barcelona) por realizar dos falsas amenazas de bomba que obligaron a desalojar a 196 clientes dos días después de los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona).

La mujer llamó al teléfono de emergencias 112 a las 00.20 horas del 20 de agosto avisando de la colocación de una bomba en el hotel, lo que obligó a evacuar a los clientes y a cortar la calle.

El hotel abonó el importe de la noche a los clientes de las 80 habitaciones, reubicó a las familias con niños en hoteles cercanas y facilitó aguas y comida a los afectados, lo que en total supuso una pérdida patrimonial de 8.000 euros.

La investigación de los Mossos constató que el aviso de bomba se había hecho desde la centralita del hotel y al visionar las cámaras descubrieron a la empleada que las había realizado.

La mujer, de 28 años, nacionalidad española y vecina de Sant Andreu de la Barca (Barcelona), fue detenida por un delito de desórdenes públicos por dos amenazas de artefacto explosivo, y tras pasar a disposición judicial quedó en libertad con cargos.