La reina Paola de Bélgica celebra su 80 cumpleaños en la intimidad

La sexta reina de los belgas nació el 11 de septiembre de 1937 en la localidad italiana de Forte dei Marmi

La reina Paola de los belgas, madre del actual rey Felipe, celebró ayer su 80 cumpleaños en la intimidad familiar y sin actos públicos previstos para la ocasión, según informaron fuentes de la Familia Real belga.

Paola, que en los últimos meses ha sufrido problemas de salud como consecuencia de varias caídas, ya celebró su onomástica el pasado 29 de junio cuando asistió a un concierto en la capilla musical reina Elisabeth en Waterloo junto a su marido, el rey Alberto II, indicaron fuentes del Palacio Real.

La sexta reina de los belgas nació el 11 de septiembre de 1937 en la localidad italiana de Forte dei Marmi y era la hija menor del príncipe Fulco Ruffo di Calabria y de la condesa Luisa Gazelli.

Paola es la primera reina que tiene orígenes belgas, además de la reina Matilde, ya que su abuela paterna, Laure Mosselman du Chenoy, era de esa nacionalidad.

La reina pasó su infancia y juventud en Roma donde en 1958 conoció en una recepción en la embajada de Bélgica al por entonces príncipe de Lieja, Alberto II, que había viajado a la capital italiana en representación de su hermano, el rey Balduino, para asistir a la coronación del papa Juan XXIII.

La boda de la pareja tuvo lugar el 2 de julio del año siguiente en Bruselas y de su unión nacieron tres hijos: el príncipe Felipe (15 de abril de 1960), la princesa Astrid (5 de junio de 1962) y el príncipe Laurent (19 de octubre de 1963).

Desde la abdicación de Alberto II el 21 de julio de 2013, la pareja se ha ido retirando de manera progresiva de la vida pública y ya solo aparece en ocasiones puntuales.