Activan un teléfono móvil para prevenir el suicidio: 717 003 717

En España un total de 3.602 personas se quitan la vida al año, una media de diez cada día

Con el objetivo de prevenir el elevado numero de suicidios que se producen en España y con motivo del Día Internacional de la Prevención del Suicidio, que se conmemora el 10 de septiembre, el Teléfono de la Esperanza ha activado el número móvil 717 003 717.

En España se producen 3.602 fallecimientos anuales por suicidio, o lo que es lo mismo 10 personas se quitan la vida cada día, cifras que, según asevera en una nota de prensa el Teléfono de la Esperanza, demuestran la necesidad de un Plan Nacional de Prevención del Suicidio, planes autonómicos y dotación presupuestaria para su puesta en marcha y ejecución.

Tras 45 años trabajando para prevenir el suicidio y ayudar a quienes padecen esta conducta y a su entorno, esta ONG afirma “con rotundidad” que la conducta suicida se puede prevenir.

Con ese objetivo inaugura la citada línea de teléfono e inicia la campaña ‘Rompe el silencio’ para concienciar a las administraciones de la necesidad de elaborar programas de atención. Además, hacen un llamamiento “a cuantos se sienten perseguidos por el fantasma de suicidio para que ‘rompan el silencio’ y compartan su dolor”.

El doble de muertos que en accidente

Recuerdan que el suicidio sigue siendo la primera causa de muerte externa, con 3.602 fallecimientos en 2015, según las últimas cifras de Estadística, casi el doble que por accidente de tráfico (1.880).

Ante esta situación, estos expertos alertan de la escasa repercusión mediática que tienen estas muertes frente a las de tráfico o violencia de género, para cuya prevención y erradicación se emplean, además, “cuantiosos medios”.

Desde 2002 la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja que se dé visibilidad al suicidio con normalidad. Por ello, piden a los periodistas “alejarse de la leyenda urbana” que dice que hablar del suicidio produce un efecto contagio. “Hablar adecuadamente del suicidio ayuda a prevenirlo”, aseveran.

Aprovechando el Día Internacional de la Prevención del Suicidio, el Teléfono de la Esperanza quiere trasladar a la opinión pública la necesidad de mejorar la Atención Primaria para detectar a personas en riesgo, de incrementar la calidad de los servicios de Salud Mental y de implementar campañas que aminoren el estigma social que acompaña a la enfermedad mental.

Pide también un plan de formación para sanitarios, profesores, trabajadores sociales, personal de los servicios de emergencia y de los cuerpos de seguridad, y trabajadores en el ámbito de tercera edad.

Y solicitan al INE que mejore los estudios estadísticos sobre el suicidio y que se acometa un plan de actuación en la Redes Sociales para la detección temprana de riesgo de los más jóvenes.

En 2016 el Teléfono de la Esperanza atendió 1.517 llamadas de temática suicida de las que, en 32, el acto suicida ya estaba en curso.