Mueren siete mujeres en Melilla tras ser interceptada su patera por la Guardia Civil

La Benemérita defiende su actuación y puntualiza que la embarcación volcó cuando era remolcada por las autoridades marroquíes

La ONG Caminando Fronteras ha denunciado la muerte de siete mujeres inmigrantes al volcar la patera en la que viajaban tras ser interceptada la embarcación por la Guardia Civil y la Marina Real marroquí en aguas al norte de Melilla fronterizas entre España y Marruecos el pasado 31 de agosto. La Benemérita ha defendido su actuación este domingo, cuando se ha hecho pública la noticia, y ha manifestado que el accidente no se produjo en aguas españolas.

La Guardia Civil ha explicado que rescató y trasladó de acuerdo con el protocolo de colaboración a los trece inmigrantes que se habían arrojado al agua, y ha remarcado que no tiene más información sobre lo ocurrido a los otros ocupantes de la patera durante su traslado hacia la costa marroquí.

El pasado 31 de agosto, la Delegación del Gobierno en Melilla informó del rescate de 40 inmigrantes que viajaban en una patera detectada hacia las cinco de la tarde en el mar de Alborán, a la altura de Aguadú, la zona más al norte en Melilla.

Según apunta un portavoz de la Guardia Civil, los efectivos del instituto armado avistaron ese día una embarcación de recreo con 46 inmigrantes a bordo, seguida de una patrullera marroquí, en dirección a Aguadú.

Al llegar a la zona, según el relato del portavoz, vieron que la embarcación de Marruecos ya había intervenido en aguas marroquíes y remolcaba el navío hacia la base marroquí.

En el transcurso del remolque, unos 22 inmigrantes se arrojaron al agua, todos ellos con chaleco. Trece de ellos se dirigieron a aguas españolas y fueron rescatados por la Guardia Civil conforme al protocolo de colaboración.

Según el instituto armado, los auxiliados en aguas españolas -uno de ellos menor de edad- fueron trasladados a Melilla, donde se activó el protocolo de actuación de Cruz Roja y fueron atendidos. De allí se les trasladó al CETI, donde fueron puestos a disposición de la Policía, a excepción del menor, que fue dirigido al centro de acogida de menores de La Purísima.

El portavoz de la Guardia Civil agrega que los otros nueve inmigrantes que se habían arrojado al mar fueron rescatados por los efectivos marroquíes para su traslado junto al resto del grupo al puerto de Beni Ensar, y agregan que no tiene más datos sobre lo ocurrido a partir de ese momento al no encontrarse en aguas españolas.

Según Caminando Fronteras fue durante el regreso de la patera a Marruecos, atada “precariamente” a la embarcación de la marina marroquí para su remolque, cuando murieron las siete mujeres al volcar la embarcación.