El juez decreta la libertad provisional para Juana Rivas

El Juzgado de Guardia de Granada ha decretado hoy la libertad provisional, comunicada y sin fianza para Juana Rivas, la vecina de la localidad de Maracena a la que se sigue investigando por los supuestos delitos de sustracción o retención ilegal de menores y desobediencia a la autoridad judicial. Tras la declaración de Juana Rivas ante el juez, la Fiscalía había pedido la prisión provisional, comunicada y sin fianza para esta mujer, que poco antes de las cuatro de la tarde salía de los juzgados granadinos.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, tras una larga declaración, en la que la detenida sólo ha contestado a preguntas de su defensa, el juez ha considerado que la gravedad de la pena del presunto delito que haya podido cometer la madre no justifica la medida excepcional de prisión provisional, que ha solicitado la Fiscalía.

La Fiscalía, que ha pedido el ingreso el prisión ante la negativa de la mujer a cumplir la orden judicial de entregar a sus hijos, de 11 y 3 años, a su padre italiano, ha informado a Efe de que mañana se reunirá para decidir sobre la presentación, o no, del recurso de apelación que cabe contra el auto de libertad provisional de Rivas.

Juana Rivas ha declarado este martes a su salida de los juzgados de Granada: “No me voy a la cárcel, me voy a mi casa con mis niños y vamos a seguir peleando”. En declaraciones a los periodistas, Juana Rivas se ha felicitado de que en el juzgado se ha encontrado “un juez humano, un ser humano que me ha escuchado porque quería que escuchara lo que estaba pasando”.

Rivas se ha mostrado agradecida a todos los que la han ayudado en los últimos meses, especialmente al juez que le ha tomado este martes declaración. “Lo vamos a conseguir, vamos a luchar, yo no quiero ser una prófuga. Hoy he venido a explicar mi situación, pedir ayuda y que alguien me escuchara”, ha sentenciado.

La vecina de Maracena (Granada) confía ahora en que un equipo “preparado” pueda escuchar a su hijo mayor, de once años, para que éste pueda relatar el “terror” que han sufrido por los supuestos malos tratos de su expareja. Hoy vuelvo a confiar en la justicia y veo que esto se está encaminando“, ha dicho Rivas, quien ha explicado que durante los días en los que ha estado ilocalizable ha tenido “un nudo dentro”, pero los niños han estado “muy a gusto” y pensando que todo se iba a arreglar.

Esta mañana, Juana Rivas, vecina de Maracena (Granada), ha sido arrestada de acuerdo a la orden vigente de detención y presentación en sede judicial acordada por el Juzgado de Instrucción Número 2 de Granada.

La detención se ha producido después de que la madre llegara sobre las 11.00 horas a un aparcamiento público cercano a los Juzgados de La Caleta de la capital granadina, donde ha estado acompañada entre otros por su asesora legal, Francisca Granados. Rivas, custodiada por la Policía, ha sido introducida en los juzgados en un vehículo policial.

La mujer fue apoyada en el exterior por aproximadamente un centenar de participantes en una concentración promovida a las puertas de los juzgados por la plataforma en su defensa a través de las redes sociales.

‘Todas somos Juana’ ha sido uno de los mensajes que han coreado ante el juzgado, donde también se ha personado su hermana, y su abogada en Granada, María Castillo Pozo, quien se ha ausentado poco después de la llegada de Rivas, para realizar una gestión “importante” relacionada con el caso, según ha explicado Granados.

RELACIONADO