Un ataque de la aviación rusa en Siria se salda con más de 200 miembros del EI muertos

Las autoridades han indicado que el objetivo era "un gran convoy" del grupo yihadista que se dirigía a Deir Ezzir, ciudad bajo su control

La Fuerza Aérea de Rusia ha efectuado este lunes un ataque contra la organización terrorista Estado Islámico en la ciudad de Deir Ezzor, en el noreste de Siria, que se ha saldado con más de 200 milicianos muertos, según ha informado el Ministerio de Defensa ruso.

Las autoridades militares han indicado que el objetivo era “un gran convoy de Estado Islámico” que se dirigía a Deir Ezzir, “donde los terroristas internacionales intentan reagruparse e instalar su última base en Siria”.

El bombardeo ruso ha logrado destruir más de 20 vehículos cargados con armas de gran calibre y munición y matar a más de 200 yihadistas.

“La destrucción de Estado Islámico en la zona de Deir Ezzor será una derrota estratégica de esta organización terrorista en Siria”, reza la nota oficial, recogida por la agencia de noticias Sputnik.

Los terroristas tienen cercada Deir Ezzor desde hace tres años. Hace unos meses lograron cortar la comunicación entre la ciudad y un aeropuerto militar cercano y desde entonces se abastece a sus habitantes con helicópteros procedentes de Qamishli, en la frontera con Turquía.

El Ministerio de Defensa anunció la semana pasada que las tropas rusas, que luchan junto al Gobierno de Bashar al Assad, habían logrado liberar la localidad de Al Sukhnah, próxima a Deir Ezzor, lo que permitió abrir una primera vía de acceso a la ciudad.