Los Mossos elevan a 15 los muertos y confirman que el imán murió en la explosión de Alcanar

Los agentes creen que Younes Abouyaaqoub robó un coche y mató a su conductor para abandonar Barcelona y confirman que el imán murió en la explosión de Alcanar

Los Mossos d’Esquadra han confirmado que el conductor de la furgoneta que atentó en Barcelona también era el conductor del vehículo interceptado poco después en Sant Just Desvern (Barcelona) y que huyó: Younes Abouyaaqoub.

Lo ha dicho en rueda de prensa el conseller de Interior, Joaquim Forn, junto al conseller de Justicia, Carles Mundó, y el mayor de Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero.

Así, el propietario del vehículo de Sant Just, Pau Pérez, que murió, se convierte en la víctima número 15 de los atentados: 13 en La Rambla, 1 en Cambrils y el de Sant Just.

Los Mossos han confirmado que el imán de Ripoll, que habría ‘lavado el cerebro’ a los jóvenes que atentaron en Barcelona y Cambrils, murió en la explosión de Alcanar manipulando explosivos, ya que se tienen “indicios sólidos” de ello. Y es que, según informa ‘El País’ este lunes, el líder religioso se reunía desde hace un año con los jóvenes en una furgoneta, que ha sido encontrada a unos 15 kilómetros de Alcanar.

El conseller de Interior ha afirmado que están investigando si el supuesto autor del atropello masivo en la Rambla de Barcelona interceptó el vehículo con el que huyó de Barcelona por la Diagonal, saltándose un control, con la ayuda de alguna persona.

Forn ha indicado que los Mossos sospechan que Abouyaaqoub huyó de Barcelona aquella misma tarde del ataque con el Ford Focus que se saltó un control en la Avenida Diagonal de Barcelona y que apareció abandonado a unos tres kilómetros, en Sant Just Desvern, con un cadáver apuñalado en su interior.  

El dueño de este turismo, Pau Pérez, de 34 años y vecino de Vilafranca del Penedès (Barcelona), ha pasado a ser la víctima número 15 de los terroristas, sumando los 13 de la Rambla y la persona que falleció en el atentado de Cambrils (Tarragona).

Según el conseller, los Mossos están investigando si el autor de la matanza en Barcelona fue capaz de interceptar el Ford Focus “con la ayuda” de alguna otra persona. “Es una de las líneas de investigación”, ha indicado Forn, que no obstante ha avisado que por el momento no hay datos concluyentes al respecto.

Forn también ha destacado que el terrorista detenido en Alcanar, donde la célula preparaba los explosivos para cometer un atentado con furgonetas-bomba, ha proporcionado en los interrogatorios policiales información relevante que ha permitido a los Mossos d’Esquadra avanzar en sus líneas de investigación.

Asimismo, el conseller de Interior, ha añadido por otro lado que “al imán de Ripoll no se le conocía ningún antecedente”.

“La comunidad musulmana no pensaba que fuera una persona radical”, ha dicho.

Sobre la figura del imán, que habría convencido a los jóvenes terroristas para atentar, se saben ya varias cosas. Una de ellas es que viajó a Bélgica en 2016 a un foco yihadista y permaneció allí varios días. La otra, que adelanta ‘El País’, es que un primo de dos de los terroristas afirma que los chicos se reunían con el imán en una furgoneta desde hacía al menos un año, por lo que “la radicalización” no fue rápida como afirman los medios.

Señala así que se reunían en el vehículo varias veces durante un largo periodo de tiempo y disimulaban cuando alguien se acercaba a ellos, fingiendo que no se conocían cuando se cruzaban por la calle.

El testigo va más allá y afirma que fue el pasado mes de junio, durante el Ramadán, cuando sus primos “perdieron el miedo a morir” y empezaron a volverse más familiares.

Younes Abouyaaqoub huyó por la Boquería

Mientras, los Mossos buscaban por todos los medios a Younes Abouyaaqoub, ‘El País’ ha accedido a unas fotos que prueban que el sospechoso huyó por el Mercado de la Boquería. Imágenes del interior del mercado muestran a un joven con camiseta clara y gafas oscuras caminando por los pasillos del mercado y es captado en el momento en el que sale del mismo.

Tras el atropello masivo, la policía comunicó que buscaban a un individuo de 170 centímetros, vestido con una camisa de color blanco y rayas azules.

Los investigadores difundieron su fotografía para llamar a la colaboración ciudadana con el fin de localizarlo, una vez que los Mossos disponen ya de todas las pruebas que ratifican que el terrorista huido. Los Mossos también publicaron un tuit con la fotos de Abouyaaqoub, pidiendo la colaboración ciudadana, y la Policía Nacional y la Guardia Civil se hicieron eco del mensaje de Interior.

RELACIONADO