"El más documentado de la historia"

Gran expectación en EEUU ante el raro eclipse solar de este lunes

El evento astronómico podrá ser visto en una franja de más de 110 kilómetros de ancho que atraviesa el país desde la costa del Pacífico a la del Atlántico; En España será visible, parcialmente, en la mitad oeste de la Península

Estados Unidos espera con gran expectación el raro eclipse solar total que se verá de costa a costa del país este lunes, hasta el punto de que resulta casi imposible encontrar unas gafas solares adecuadas para el evento, con las existencias agotadas en casi todos los proveedores homologados. El eclipse podrá ser visto en una franja de más de 110 kilómetros de ancho que atraviesa el país desde la costa del Pacífico a la del Atlántico, partiendo de Oregón a Carolina del Sur, en la que la Luna cubrirá completamente el disco visible del Sol.

La NASA lleva semanas haciendo las recomendaciones habituales a la población para que no intente observar el eclipse directamente y sin protección, y ha insistido en comprobar que las gafas que compren los ciudadanos tengan ciertos requisitos.

Entre los que cita la agencia espacial en su página oficial se encuentra “tener información de certificación con un estándar internacional ISO 12312-2“, el nombre y la dirección del fabricante impresos en alguna parte del producto, y que no tengan más de tres años de antigüedad o sufran algún daño. Además, la NASA reitera que no se usen filtros hechos en casa ni gafas de sol ordinarias, incluso las muy oscuras, como sustitutivo.

“Aunque la NASA no está tratando de ser ‘la policía de seguridad de los eclipses’ es nuestro deber informar al público sobre maneras seguras de ver lo que debería ser un suceso espectacular para todo el territorio continental de Estados Unidos”, dijo Alex Young, director asociado en la división de Ciencia de Heliofísica en el Goddard Space Flight Center de la NASA. “Es importante que las personas asuman la responsabilidad de comprobar que tienen las gafas de eclipse solar adecuadas”, agregó

Dependiendo de la ubicación, los espectadores podrán experimentar el eclipse durante un máximo de 2 minutos y 40 segundos, y el acontecimiento tardará una hora y media en recorrer el cielo desde la costa del Pacífico, donde comenzará a las 10.15 de la mañana (17.15 GMT) a la del Atlántico, a las 14.45 de la tarde (18.45 GMT). “Este es un evento generacional. Será el (eclipse) más documentado y el más admirado de la historia“, aseguró recientemente la científica de la NASA Madhulika Guhathakurta.

En España

En España, el eclipse total podrá verse, aunque de manera parcial, en la mitad oeste de la Península Ibérica a partir de las 20:45 horas, justo coincidiendo con la puesta de sol, hasta las 21.20 aproximadamente, cuando el astro se oculte, según el divulgador científico especializado en astronomía y ciencias del espacio, Antonio Pérez Verde.

La zona de la Península donde mejor se verá, va a ser Vigo y, por supuesto, Canarias“, afirma el experto, que indica que en el caso de la ciudad gallega la Luna ocultará entre el 10 y el 15 por ciento de la superficie del Sol, mientras que en las islas este porcentaje será de entre un 30 y un 40 por ciento “siendo optimistas”. “En La Palma es donde mejor se va a poder ver”, especifica.

Según el experto, el límite de visibilidad en España de este eclipse, se encuentra en la línea que va desde Almería a Zaragoza. “Es decir, cuanto más al oeste, mejor”, apunta. Es decir, el eclipse no se apreciará en la costa mediterránea (Murcia, Comunidad Valenciana, Cataluña) ni en las Islas Baleares. “Por ejemplo, en Barcelona no se va a ver nada y Madrid va a estar en el límite”, añade.

Un eclipse solar se origina cuando la Luna se interpone entre la Tierra y el Sol, mientras un eclipse de Luna puede verse desde cualquier punto de la Tierra donde sea de noche mientras dure el eclipse, los de Sol sólo se ven en unas franjas concretas que se corresponden con la trayectoria del cono de sombra –o de antisombra– que provoca la Luna sobre la superficie terrestre.

No suelen tener “una periodicidad fija a corto plazo, pero cada año puede haber uno o incluso dos”, asegura Pérez Verde, y recuerda que el año pasado, por ejemplo, hubo dos, al igual que en 2015. En cambio, el año que viene habrá tres eclipses y los tres serán parciales. El próximo eclipse total solar se producirá el 2 de julio de 2019 y será visible en América del Sur, mientras que para poder disfrutar en España de un fenómeno así, habrá que esperar hasta el 12 de agosto de 2026.

Tal y como recuerda la Universidad de Barcelona (UB), un eclipse solar no se puede mirar directamente sin protección ni utilizando gafas de sol, radiografías, negativos, cristales ahumados, telescopios o cualquier otro instrumento no diseñado para tal fin, dado que se pueden producir graves lesiones en los ojos.

Para observar un eclipse de Sol, los expertos recomiendan proyectar la imagen del astro a través de un telescopio sobre una pantalla blanca –sistema que, además, ofrece la ventaja de permitir la observación simultánea a un grupo de personas–, o también se puede proyectar mediante una cámara oscura, hecha con una caja en la que se practica un agujero.