En libertad el escritor turco-alemán Dogan Akhanli, reclamado por Turquía

Su defensa confirma que el escritor estaba buscado por Turquía por actos acaecidos en 1989, siendo juzgado y absuelto por los tribunales turcos en 2010

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha puesto este domingo en libertad al escritor turco-alemán Dogan Akhanli, detenido el sábado en la ciudad de Granada, debido a una orden de arresto de la Interpol al ser reclamado por las autoridades turcas, informó la Plataforma de Libertad de Información (PDLI). El escritor, de 60 años, es ciudadano alemán de origen turco y desde 1992 vive en la ciudad de Colonia, en el oeste de Alemania.

El abogado del escritor, Gonzalo Boye, ha mostrado en su cuenta de Twitter su satisfacción por esta decisión, tomada “con muy buen criterio”, por el juez Andreu. Fuentes de la defensa han confirmado que el escritor estaba buscado por Turquía por actos acaecidos en 1989, siendo juzgado y absuelto por los tribunales turcos en 2010.

A Dogan Akhanli, nacido en 1957, le constaba una orden de búsqueda y detención para su posterior extradición por parte de la Interpol, orden vigente noviembre de 2013, por “pertenencia a banda armada y terrorista”.

Akhanli defiende recuperar la memoria de los armenios masacrados hace más de un siglo por el imperio Otomano, uno de los temas centrales de su obra. Las novelas “El último sueño de Madonna”, de 2005, “Días sin padre”, de 2009, o Fasin, son algunas de sus últimas obras publicadas.

Akhanli fue la segunda persona detenida este mes en España en cumplimiento de una orden de arresto internacional de la Interpol por reclamación de las autoridades turcas tras el arresto, el pasado 3 de agosto en el aeropuerto barcelonés de El Prat, del periodista sueco turco Hamza Yalçin.

Hamza Yalçin, de 59 años, se encuentra en prisión provisional desde entonces acusado de insultar al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y de tener “vínculos terroristas” con el grupo ilegal de extrema izquierda Partido-Frente Revolucionario de Liberación Popular (DHKP-C).

Satisfacción de Alemania

El ministro de Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, ha agradecido a España la puesta en libertad provisional para Akhanli.

Sería horrible que Turquía consiguiera encarcelar a gente en la otra punta de Europa por alzar su voz contra el presidente (turco) Recep Tayyip Erdogan“, ha lamentado Gabriel en un comunicado. “Tengo plena confianza en el sistema judicial español y sé que nuestros amigos y compañeros del Gobierno español saben lo que está en juego”, ha añadido.