Masacre del terrorismo yihadista en Barcelona

La tranquila tarde de un jueves de agosto, en plenas vacaciones veraniegas, con unas Ramblas llenas de paseantes locales y turistas, se ha convertido este jueves, en una de las jornadas más dramáticas de la historia de la ciudad de Barcelona dónde una furgoneta, en una acción terrorista similar a las de otras ciudades de Europa (Niza, París, Londres , Estocolmo…) ha atropellado a decenas de personas causando una auténtica masacre.

Al menos 13 muertos y más de un  centenar de heridos, muchos de ellos graves, sería el balance del  primer atentado terrorista que se produce en España desde la tragedia de los trenes de Atocha el 11 de marzo de 200, en plena campaña electoral, dónde una célula terrorista provocó uno de los mayores atentados de Europa: 192 muertos y 2057 heridos. España, objetivo del terrorismo islamico de Al Qaeda y del ISIS, se encuentra en estado de alerta nivel 4 y, desde hace meses, no se ha querido elevar el nivel a 5 para no sacar a la calle al Ejercito, como ocurre en Francia y Bélgica.

En los  momentos de transmitir este Análisis de Urgencia hay identificado un ciudadano marroquí, Driss Oukabir Soprano, cuyo carnet de identidad apareció en la furgoneta del atentado, y que  se ha presentado en una comisaría de Policía para denunciar que un hermano suyo le había robado el pasaporte. Hay dos detenidos y el autor del atentado, el que conducía  la furgoneta, habría huido. Aunque los  servicios de inteligencia no habían dado una alerta especial, España es el centro de posibles ataques terroristas y las amenazas de atentados se han venido produciendo periódicamente.

Cataluña es la Autonomía donde existe, desde hace años, más peligro de atentados terroristas por ser, según los expertos, la zona del Estado español donde más población musulmana está fichada por los servicios de Inteligencia y dónde, también, los procesos de radicalizacion han sido más rápidos. Hay que recordar que uno de las principales autores de los atentados del 11S contra las Torres Gemelas de Nueva York, Mohamed Atta, tuvo una de las reuniones de coordinación del atentado en la costa catalana.

Los servicios de seguridad, inteligencia e información del Estado han centrado gran parte de sus investigaciones y vigilancia en Cataluña  según recoge el Informe Anual de Seguridad Nacional 2016, publicado por el Departamento de Seguridad Nacional que depende directamente del Ministerio de Presidencia y que constituye el cerebro política de la inteligencia y seguridad del Estado. Un texto que articula la Estrategia de Seguridad Nacional en cuatro bases: prevención, protección, persecución y preparación de la respuesta.

Según este informe la preocupación de los servicios de inteligencia siempre ha sido, la rapidez de “radicalización” del islamismo entre los ciudadanos de Cataluña se debe a que su “comunidad islámica” es “la más radical” y la que tiene más vínculos con otros extremistas de Europa”, como se demuestra en este atentado, en el que uno de los terroristas tendría su residencia en el sur de Francia. Un hecho que ya recogía el mismo informe del 2016 y un pormenorizado estudio del Instituto Elcano que constataba que , mientras Ceuta constituye el foco central del yihadismo “autóctono”, la provincia de Barcelona es el “principal escenario genérico de la movilización yihadista promovida por el Estado Islamico en el Estado español”.

Cataluña sería, también, uno de los centros neurálgicos donde se han producido más detenciones de yihadistas radicales que estarían haciendo proselitismo. A lo largo de 2016, se realizaron un total de treinta y seis operaciones policiales que concluyeron  con la detención de sesenta y nueve personas por su vinculación con el terrorismo yihadista, entre las que cabe destacar la desarticulación de una célula el 23 de febrero de 2016, en una operación conjunta del Cuerpo Nacional de Policía y de la Dirección General de vigilancia del Territorio (DGST) de Marruecos, que supuso la detención de tres españoles en Ceuta y un marroquí en Nador (Marruecos), quienes tenían voluntad plena de atentar en España y habían comenzado los preparativos para el aprovisionamiento de armas. JOSÉ ONETO.