Los taxistas de Málaga acuerdan finalizar la huelga indefinida

La Junta se ha comprometido a aplicar una serie de medidas para regular la expansión de las plataformas de VTC como Cabify o Uber

Los taxistas de Málaga han decidido este jueves de madrugada en una asamblea finalizar la huelga indefinida que habían comenzado el pasado domingo, en plena Feria de la ciudad, tras la reunión mantenida este miércoles en Sevilla con el consejero andaluz de Fomento, Felipe López.

La asamblea ha comenzado alrededor de las nueve de la noche en el pabellón deportivo de Ciudad Jardín y ha finalizado pasada la una de la madrugada, después de que los taxistas hayan sometido la decisión a una votación secreta en urna.

El resultado ha sido de 466 votos a favor de finalizar la huelga, 118 votos en contra y dos votos nulos, han informado fuentes de la Asociación Unificada Malagueña de Autónomos del Taxi (Aumat).

La decisión implica que desde la madrugada de este jueves se restablezca la normalidad en el servicio de taxi en la ciudad, a la espera de seguir avanzando en acuerdos en la siguiente reunión con la Junta de Andalucía, fijada para el 15 de septiembre, han añadido las citadas fuentes.

En la reunión, la Junta se ha comprometido a establecer una base de datos con las licencias de vehículos de alquiler con conductor (VTC) existentes en Andalucía y una página web para registrar los servicios que prestan y de esa forma poder intensificar la labor de inspección, que es competencia de la comunidad autónoma, entre otras medidas. El objetivo final es regular y frenar la expansión de plataformas como Uber y Cabify.

Al mismo tiempo, ha exigido al Gobierno que haga cumplir la normativa estatal de transporte terrestre para que se garantice la ratio de una licencia por cada treinta taxis y que actualmente no se cumple, ya que está en uno por diez en Andalucía y en Málaga en uno por cuatro.

Para lograr que esa ratio se amplíe, el consejero ha planteado al Ministerio de Fomento frenar la especulación con las licencias de VTC impidiendo la transmisión de licencias si no tienen una antigüedad mínima de diez años, su retirada si no operan el servicio en tres meses desde su obtención y la pérdida si acumulan tres sanciones en dos años.

Ha aclarado que las comunidades autónomas no tienen voluntad de otorgar licencias a los VTC, sino que la mayoría las obtienen a través de sentencias judiciales porque los tribunales han dado la razón en las demandas presentadas por los vehículos de alquiler con conductor.

El consejero también se ha comprometido con los taxistas a estudiar, en colaboración con los ayuntamientos, la posibilidad de que estos puedan participar en la recaudación de los procedimientos sancionadores para incentivar su participación dentro de la inspección.