Los empleados de Barajas estudian medidas de solidaridad con sus compañeros de El Prat

El comité de empresa de Eulen en el Aeropuerto Adolfo Suárez-Barajas mantendrá este miércoles a las 9.30 horas una reunión para debatir qué medidas toman en solidaridad con sus compañeros en huelga del Aeropuerto de El Prat, protestas que sólo afectarían a las labores de facturación y vigilancia en terminales, y no a los arcos de seguridad como en Barcelona.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes del comité, que han insistido en que este encuentro “extraordinario” es sólo “para analizar lo que está ocurriendo y ver qué pasos va a dar el comité de Madrid”. “Es muy pronto y no corresponde al comité, sino a los trabajadores, el decidir si hay o no alguna acción”, han enfatizado.

Eulen es la empresa responsable de los arcos de seguridad en El Prat y su plantilla de vigilantes ha comenzado esta semana una huelga indefinida. Su protesta tiene origen en la falta de personal que perciben en el control de seguridad en los nuevos contratos, que consideran precarios, ya que no alcanzan los 900 euros mensuales según los sindicatos.

En cambio, Eulen en Barajas tiene otra labor, ya que los arcos compete en este caso a otra empresa, Prosegur. En el aeropuerto madrileño Eulen se encarga de la facturación y otras cuestiones de vigilancia en las terminales, han señalado fuentes sindicales.

Por otro lado, el Sindicato Autónomo de Trabajadores de Empresas de Seguridad (ATES) se reunirá el próximo 11 de septiembre con representantes de Prosegur para comprobar si ha habido avances en el acuerdo que se alcanzó el pasado julio.

Gracias al acuerdo el sindicato desconvocó el mes pasado varios paros parciales, y consiguió que la empresa aceptara una serie de demandas a cumplir “en un periodo de tres meses”, han señalado las mismas fuentes sindicales. El plazo expira a finales del próximo mes de octubre.

En el acuerdo, los trabajadores reclamaban más contratación, una especialización en el convenio de vigilantes aeroportuarios dentro de su categoría profesional y mejoras varias en el funcionamiento y la organización de la empresa.

Para ATES la parte del acuerdo relativa a la contratación de personal se ha cumplido, pues se han contratado a nuevos trabajadores, pero aún no ha habido avances en la creación de la especialidad de vigilante aeroportuario, que, según el sindicato, se ha parado en agosto.

“A principios de septiembre se retomarán las negociaciones, porque de palabra y por escrito tienen muy buena voluntad de todo; veremos a ver como acaba este tema”, han conluido.