Duras críticas a Trump por su tibieza al criticar la violencia racista de Charlottesville

La líder de la Minoría Demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, reclama al presidente una condena y asegura que la supremacía blanca es una "afrenta para los valores estadounidenses"

El ambiguo y tibio mensaje con el que el sábado respondió el presidente estadounidense, Donald Trump, a los violentos acontecimientos de Virginia ha desencadenado duras críticas incluso entre las propias filas republicanas y ha llevado a la propia casa Casa Blanca a asegurar que la condena de Donald Trump al acto “de odio y fanatismo” en Charlottesville, donde una persona resultó muerta y más de 20 heridos, “por supuesto” también se refería a los supremacistas blancos que convocaron la marcha “Unir a la Derecha”.

“El presidente dijo ayer con mucha contundencia que condena todas las muestras de violencia, fanatismo y odio”, indicó la Casa Blanca en un comunicado, que agrega que “por supuesto, eso incluye supremacistas blancos, el Ku Klux Klan (KKK), neonazis y todos los grupos extremistas“. Asimismo subraya el llamamiento de Trump “a la unidad nacional de todos los estadounidenses”.

Aunque calificó de “terrible” lo sucedido, Trump no citó expresamente a los supremacistas blancos que habían convocado la marcha, entre los que se encontraba David Duke, exlíder del KKK, y algunos de los cuales portaba esvásticas nazis.

El senador republicano por Florida, Marco Rubio, advertía que es “importante” que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, describa el incidente de Charlottesville (Virginia) como “un ataque de terrorismo de los supremacistas blancos”.

Es muy importante para la nación escuchar a Trump describir los eventos en Charlottesville como lo que son, un ataque de terrorismo por parte de los supremacistas blancos“, ha publicado Rubio en su cuenta en Twitter.

Por su parte, la líder de la Minoría Demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, asegurba que la supremacía blanca es una “afrenta para los valores estadounidenses”. “Repita después de mí, @realDonaldTrump: la supremacía blanca es una afrenta para los valores estadounidenses”, ha señalado Pelosi en Twitter.

Charlottesville se encuentra ahora mismo bajo estado de emergencia por los fuertes enfrentamientos entre grupos supremacistas blancos y neonazis contra integrantes de movimientos de extrema izquierda.

Los supremacistas se habían concentrado para protestar contra el derribo de la estatua del general confederado Robert E. Lee y símbolo de la era esclavista del Sur de Estados Unidos, tal y como habían ordenado las autoridades de la ciudad.

Al menos una persona ha muerto y otras 19 han resultado heridas al resultar atropelladas por un coche durante una marcha antifascista en Charlottesville, según han informado fuentes del Centro Médico de la Universidad de Virginia al ‘New York Times’.

Además, dos personas han muerto al estrellarse un helicóptero de la Policía del Estado de Virginia que vigilaba los enfrentamientos.

El sospechoso detenido por el atropello, James Alex Fields, un joven de 20 años de Ohio, ha sido detenido bajo sospecha de asesinato de segundo grado.

RELACIONADO