Un Real Madrid pletórico se cita con un Barça en construcción para la Supercopa

Cristiano Ronaldo comenzará el partido desde el banquillo y Kovacic hará de Modric, mientras que en el Barça Deulofeu es el elegido para suplir a Neymar

El Real Madrid saltará al Camp Nou este domingo sin Cristiano Ronaldo, reservado en el banquillo por un Zinedine Zidane que apostó por Isco además de Kovacic para suplir al sancionado Modric, mientras que Ernesto Valverde tira de Gerard Deulofeu para acompañar a Leo Messi y Luis Suárez en el ataque local en la ida de la Supercopa de España (22:00 horas).

A una hora del inicio del partido, ambos equipos confirmaron de manera oficial sus respectivos onces. La mayor incógnita en el cuadro blanco era el posible estreno titular de un Cristiano que se incorporó el pasado cinco de agosto al trabajo de equipo y que sólo había disputado escasos 10 minutos el pasado martes en la Supercopa de Europa ante el Manchester United.

El portugués volverá a empezar desde el banquillo, mientras que Zidane sigue apostando por Isco sin forzar el rodaje del ariete luso. Además, el Madrid saltará con Kovacic en el centro del campo, con la acumulación de tarjetas de Modric desde la Supercopa de 2014 y con Marcelo en su lateral izquierdo, y no un Theo que sonaba con fuerza.

El once de Zidane, que jugará con su tercera equipación color turquesa, es el formado por Keylor Navas, Carvajal, Ramos, Varane, Marcelo, Kovacic, Casemiro, Kroos, Isco, Bale y Benzema. Por su parte, el once del Barça es Ter Stegen, Aleix Vidal, Piqué, Umtiti, Jordi Alba, Busquets, Rakitic, Iniesta, Messi, Luis Suárez y Deulofeu.

El cuadro culé sale con el once esperado y más rodado en pretemporada. Valverde no experimenta y apuesta por Deulofeu en el primer partido oficial sin el brasileño Neymar, quien ficho la pasada semana por el PSG. Aleix Vidal ocupa el lateral derecho pese a la llegada este verano del portugués Nélson Semedo.

Previa

El Real Madrid y el FC Barcelona buscarán este domingo en el Camp Nou (22:00 horas en Telecinco y TV3) comenzar con buen pie el curso en el primero de los dos asaltos de la Supercopa de España que enfrenta al campeón de Liga y al campeón de Copa del Rey y que tendrá su desenlace el miércoles, en la vuelta, en el Santiago Bernabéu (23:00 horas). El conjunto de Zinédine Zidane, que viene de completar una temporada de ensueño donde consiguió su segunda Liga de Campeones consecutiva, el Mundial de Clubes y su trigésima tercera Liga, buscará el segundo título en una semana tras el conquistado el pasado martes frente al Manchester United de José Mourinho (2-1).

El equipo blanco llega al feudo blaugrana tras disipar todas las dudas habidas y por haber en una pretemporada donde no había ganado ningún partido de los cuatro disputados con goles y muy buen juego en la Supercopa de Europa.

El Barcelona, por su parte, se planta en su primer partido oficial del curso tras realizar un buen inicio de año, pero con la marcha de Neymar rumbo a París como principal novedad. Con la ausencia del brasileño, se abre el abanico de posibilidades en el frente de ataque blaugrana con hombres como Gerard Deulofeu o Paco Alcácer que podrían tomar la alternativa.

En plena vuelta al trabajo

El último precedente oficial entre ambos conjuntos (sin tener en cuenta el encuentro amistoso de este mismo verano en el que el Barcelona se impuso por 3-2) fue el 2-3 en el Bernabéu con gol de Messi en la última jugada incluido, mientras que el último encuentro en el Camp Nou terminó con empate a uno con un tanto de Sergio Ramos en el tiempo añadido, ambos de LaLiga Santander.

Con los dos equipos en plena vuelta al trabajo y con una condición física propia de pretemporada y no del todo óptima, las miradas se fijan en un Leo Messi que, ahora sin la ayuda de Neymar, deberá liderar a los campeones de Copa del Rey, y en un Cristiano Ronaldo que podría contar con sus primeros minutos con el Real Madrid desde la disputa de la Copa Confederaciones y tras un verano muy convulso con el rumor de su marcha del conjunto blanco sobrevolando Valdebebas.

Con respecto a los onces iniciales, se espera un FC Barcelona sin muchas novedades y con el equipo de gala, y un Real Madrid que podría hacer rotaciones para dar descanso a algunos de los más habituales dando entrada a hombres como Theo Hernández o Dani Ceballos. Por su parte, Mateo Kovacic se postula como el recambio de un Luka Modric que no podrá ser de la partida tras su expulsión en la Supercopa de España de 2014.

Y como fondo del mejor partido de fútbol del planeta estará el mercado de fichajes, con un Barça detrás del sustituto ideal de Neymar y con 222 millones en caja (suenan con mucha fuerza Ousmane Dembélé, del Borussia Dortmund; Philippe Coutinho, del Liverpool y Paulinho, del Guangzhou Evergrande).

En la casa blanca, sin embargo, reina la tranquilidad con una plantilla muy completa y donde los protagonistas han sido los jugadores salientes, como Álvaro Morata, rumbo al Chelsea o James Rodríguez, actual jugador del Bayern de Munich.

Con salidas y nuevos fichajes, y a pesar de ser un partido oficial en plena pretemporada, no deja de ser un encuentro entre Barça y Real Madrid, los eternos rivales, por lo que se espera un choque con mucha intensidad y con dos equipos tratando de asestar el primer gran golpe al que seguro será el principal enemigo de la temporada que acaba de comenzar.

Precedentes favorables a los culés

El año 1982 fue el primero en el que se celebró esta competición, con victoria para la Real Sociedad ante los blancos, y desde entonces, el equipo catalán ha sido el gran dominador con 12 trofeos, y el que más ocasiones la ha disputado, 21, con sólo dos derrotas en el siglo XXI de nueve posibles ante el Real Madrid en 2012 y el Athletic Club en 2015.

Así, el equipo catalán consiguió las victorias en 1983 (Athletic Club), 1991 (Atlético), 1992 (Atlético), 1996 (Atlético), 2005 (Betis), 2006 (Espanyol), 2009 (Athletic Club), 2010 (Sevilla), 2011 (Real Madrid), 2013 (Atlético) y 2016 (Sevilla), mientras que el madridista, que ha perdido en cinco ocasiones, conquistó el trofeo en 1988 (Barcelona), 1989 (campeón de Copa y liga), 1990 (Barcelona), 1993 (Barcelona), 1997 (Barcelona), 2001 (Zaragoza), 2003 (Mallorca), 2008 (Valencia) y 2012 (Barcelona).

En lo que respecta al enfrentamiento entre ambos, este Clásico de la Supercopa de España se ha jugado otras seis veces, con cinco triunfos para los blancos, entre ellas las cuatro primeras ocasiones en que se vieron las caras (1988, 1990, 1993 y 1997).

La última vez que ganó el equipo madrileño fue en 2012, donde tras perder por 3-2 en el Camp Nou, le valió su victoria en el Santiago Bernabéu por 2-1. Un año antes, los culés se llevaron su única victoria ante los madridistas en esta competición tras arrancar un empate a dos en la capital y ganar en la Ciudad Condal por 3-2 en un partido recordado por el gesto de José Mourinho con Tito Vilanova, segundo entonces de Pep Guardiola y al que en una tangana metió el dedo en el ojo.