Rusia, Alemania y China alertan del alto riesgo de un choque militar entre EEUU y Corea del Norte

La escalada de tensión verbal entre EEUU y Corea del Norte en la última semana ha disparado las alarmas de las potencias mundiales, quienes consideran que se acrecenta el riesgo de un enfrentamiento militar. Rusia, Alemania, China y la ONU han pedido a Washington y Pyongyang que rebajen la tensión y la retórica belicita.

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, consideró este viernes “muy alto” el riesgo de un enfrentamiento militar entre EEUU y Corea del Norte, y recordó que Moscú se opone terminantemente a que Pyongyang posea armamento nuclear.

“Considero que el riesgo es muy alto. Especialmente teniendo en cuenta la actual retórica: suenan claras amenazas del uso de la fuerza”, dijo Lavrov, según medios locales.

Lavrov, quien recordó que “Corea del Norte mantiene que tiene derecho a fabricar armas nucleares y que incluso ya las tiene”, reconoció que Moscú está “muy preocupada” por las amenazas de Estados Unidos de un posible ataque preventivo y las agresivas respuestas de Pyongyang.

Lavrov deja en manos del “lado más listo e inteligente” la potestad de desactivar el conflicto, en palabras de Lavrov durante un discurso en la televisión pública rusa.

El ministro de Exteriores, además, animó a Pyongyang y a Washington firmar un acuerdo auspiciado por Rusia y China, por la que Corea del Norte se comprometería a paralizar sus ensayos con misiles, ahora mismo el principal punto de fricción con la comunidad internacional.

A cambio, tanto Corea del Sur como Estados Unidos se comprometerían a paralizar ejercicios conjuntos que el Norte considera una amenaza a su seguridad. De hecho, el Departamento de Defensa de Estados Unidos ha ratificado que los ejercicios veraniegos anuales con Corea del Sur el próximo 21 de agosto, tal y como estaba previsto.

Merkel no ve una “solución militar”

La canciller alemana, Angela Merkel, ha afirmado este viernes que no ve una “solución militar” para la crisis en la península coreana y añadió que la “escalada dialéctica” de los últimos días entre los presidentes de EEUU y Corea del Norte, Donald Trump y Kim Yong-un, respectivamente, es la “respuesta equivocada”.

Merkel realizó estas declaraciones en una rueda de prensa en Berlín en la que abogó por elevar los esfuerzos diplomáticos en la ONU y especialmente con los países más implicados para avanzar hacia una solución en este asunto. “No veo una solución militar (a este conflicto) ni la considero indicada”, aseguró la canciller en una comparecencia conjunta con el alto comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, y el director general de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), William Lacy Swing.

La canciller avanzó la disposición alemana a trabajar estrechamente en la búsqueda de soluciones pacíficas y se desmarcó de cualquier aproximación militar a la crisis en la península coreana. En concreto, abogó por las soluciones multilaterales y por “cooperar estrechamente” con los países directamente involucrados en la crisis, como “EEUU, China, Corea del Sur y Japón”.

China asegura que debería ser “neutral”

El Gobierno de China también ha exigido a Estados Unidos y Corea del Norte que “abandonen el viejo método de alardear de su poder“, una táctica que según Pekín está aumentando las tensiones en la región.

“China espera que todas las partes controlen sus palabras y acciones, contribuyan más a la relajación de tensiones para construir confianza mutua y abandonen el viejo método de alardear de su poder”, declaró en un comunicado el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Geng Shuang.

El portavoz chino reiteró que la situación en la península de Corea es “compleja y muy sensible”. Un diario ligado al Partido Comunista chino, el Global Times, analizó este viernes la situación de China ante un hipotético conflicto armado entre EEUU y Corea del Norte y subrayó que Pekín en ningún caso debería apoyar a Washington.

Según el editorial de dicho diario, China debería ser “neutral” en caso de que sea Corea del Norte -tradicional aliado ideológico de Pekín- la primera en atacar, y si en cambio es EEUU la que decide dar el paso, el régimen chino debería hacer todo lo posible por impedirlo.

La ONU, preocupada por la “retórica”

La ONU ha reiterado su preocupación por la escalada verbal y ha urgido a todas las partes a reducir la tensión. “Este es el momento de que todas las partes se centren en cómo desescalar y reducir la tensión“, dijo a los periodistas Stéphane Dujarric, el portavoz del jefe de la organización, António Guterres.

Según Dujarric, Naciones Unidas sigue “preocupada” por la “retórica” que se ha escuchado en los últimos días y quiere que la atención se ponga en la “diplomacia”.

El portavoz dijo que para la ONU la “hoja de ruta” es la resolución aprobada el pasado fin de semana por el Consejo de Seguridad, que amplió las sanciones a Corea del Norte por sus ensayos con misiles balísticos. “Está claro que Corea del Norte tiene unas obligaciones y tiene que cumplirlas”, dijo Dujarric, insistiendo en que la diplomacia es la mejor vía.

Guterres, que está descansando en Europa, no se ha pronunciado por ahora personalmente sobre la crisis y ha transmitido todos sus mensajes a través de su portavoz.

RELACIONADO