Investigan si la auxiliar de enfermería del hospital de Alcalá es responsable de otras 5 muertes

Hace dos años la Policía investigó varias muertes sin causa lógica, en las que también habría estado relacionada la auxiliar detenida.

La auxiliar de enfermería del hospital Príncipe de Asturias, en Alcalá de Henares, acusada de haber matado a una anciana de 86 años que iba a recibir el alta, estaba siendo investigada por la Policía desde hace “algunos meses” por la muerte de otros cinco pacientes.

Según informa el diario La Razón, la anciana que murió tras recibir una inyección de aire en las venas podría no ser la única víctima de Beatriz L. D., la auxiliar de enfermería de 37 años detenida el pasado sábado. Siempre según este diario, estarían bajo sospecha otros cinco muertes.

Fuentes del hospital de Alcalá han señalado a La Razón que hace dos años la Policía Nacional investigó al menos “tres o cuatro muertes” en extrañas circunstancias en el mismo centro hospitalario, casos en los que presuntamente también habría estado relacionada la auxiliar detenida. No obstante, no existieron evidencias que permitieran a la Policía llegar a ninguna conclusión acerca de las circunstancias de estas muertes.

El caso de la anciana fallecida el pasado jueves y otro cercano que estaría pendiente del resultado de la autopsia y que también murió en circunstancias similares, se sumarían a las “tres o cuatro” víctimas de hace dos años, por lo que serían cinco las muertes “sospechosas” de homicidio en el hospital Príncipe de Asturias.

Según han publicado algunos medios de comunicación este viernes, tras lo ocurrido, y con autorización judicial y conocimiento de las autoridades sanitarias, se instaló una cámara en el pasillo de la planta 5 B del hospital que podría haber grabado el momento del día 2 de agosto en el que presuntamente la auxiliar de enfermería inyecta la jeringuilla que acabó con la vida de la anciana de 86 años, que iba a recibir el alta médica tras recuperarse de su enfermedad.

Encarcelada en la prisión de Alcalá-Meco

Sobre la auxiliar, que está en prisión provisional en la cárcel madrileña de Alcalá-Meco, pesa la imputación inicial de la supuesta comisión de un delito de asesinato, “sin perjuicio de que esta calificación penal pueda verse modificada según se vayan practicando las pertinentes diligencias de investigación en el marco de la instrucción judicial”, informa el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Beatriz L.D. prestaba servicio en la planta de Medicina Interna del hospital Príncipe de Asturias, donde estaba ingresada la paciente de 86 años que falleció a pesar de que estaba a punto de recibir el alta. Tras la muerte de la paciente, agentes del Cuerpo Nacional de Policía se entrevistaron con todo el personal de la planta.

La auxiliar había vuelto a incorporarse a su puesto hace solo tres meses, después de haber estado de baja un año y medio por una lesión en un brazo producida por un accidente laboral. Trabajaba en el hospital desde hace más de diez años y ocupaba una plaza de interina en el centro desde 2014.

Prestaba servicio en uno de los cuatro controles de Medicina Interna con que cuenta el hospital en las plantas 4 y 5, dedicadas en buena medida a funciones de geriatría, debido al perfil de la especialidad y de la población a la que atienden.

 

RELACIONADO