Altos cargos del Gobierno de Puigdemont serán acusados de sedición y prevaricación antes del 1-O

Altos funcionarios de la Generalitat, cargos afines al Govern e incluso alcaldes de municipios catalanes serán acusados de sedición y prevaricación antes de la celebración del referéndum soberanista del 1-O, según asegura 'El Confidencial Digital'. La Guardia Civil llevaría cuatro meses reuniendo pruebas que serán entregadas a la Justicia a mediados de septiembre.

La Benemérita asegura que “hay pruebas suficientes para acusar a un elevado número de cargos públicos de varios delitos”, algunos  de los cuales podrían ser juzgados por actos de sedición y prevaricación. Además han detectado otras infracciones como desobediencia, rebelión, usurpación de atribuciones y uso indebido de fondos públicos destinados a la realización del referéndum.

La Guardia Ci vil, que no ha querido revelar el nombre del juzgado en el que entregará las pruebas, advierte que el juez “está al tanto de las pesquisas de los guardias”.

El Confidencial Digital señala que la firma de Junqueras y Puigdemont solo aparece en la convocatoria de la consulta. Sin embargo, los investigadores consideran que es una prueba “suficiente” para “llevarles a juicio”.

También están en el punto de mira números alcaldes y concejales por diversos actos en los últimos meses como el envío de datos del padrón municipal a la Generalitat para facilitar el censo electoral de cara al 1-O o su disposición manifiesta a sacar las urnas a las calles ese día.