El chavismo toma el Parlamento para instalar una Constituyente bajo la sombra del pucherazo

Las fuerzas de seguridad chavistas ya han comenzado a tomar el control del Parlamento como parte de los preparativos de seguridad ante la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente prevista para este viernes, después de que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunciase el miércoles que se postergaba 24 horas debido a que se debe esperar la proclamación de algunos ganadores que no han sido adjudicados por el Poder Electoral. Este retraso ha obligado a la oposición a aplazar a este viernes movilización ciudadana que había convocado este jueves contra la instalación de una Constituyente bajo la sombra de un pucherazo tras la denuncia de manipulación de la empresa de gestión electoral de Venezuela.

Para que “se organice bien, en paz, con tranquilidad y todo el protocolo necesario el próximo viernes, a las 11 de la mañana (15.00 GMT) para permitir la proclamación de 35 constituyentes que deben proclamar entre hoy y mañana”, explicó el mandatario durante un acto oficial con los constituyentes en Caracas.

Además, Maduro afirmó que esto permitirá que se despejen “amenazas” que, afirmó, pesan sobre la instalación de esta junta, prevista en el Palacio Federal Legislativo, sede del Parlamento de contundente mayoría opositora.

Pese a que durante la campaña se afirmó que esta ANC se instalaría en el palacio legislativo, Maduro indicó que esos son “temas” que se encuentran en “debate”, aunque infirió que “seguramente” esta propuesta será aprobada.

La oposición también aplaza su protesta

La oposición venezolana aplazó tambien para este viernes la movilización ciudadana que había convocado este jueves a las 12.00 hora local (16.00 GMT) contra la instalación de la Constituyente. “MUD ANUNCIA: para defender la constitución del FRAUDE la movilización de hoy será MAÑANA 4Ago a las 12M”, informó la alianza que agrupa a los partidos opositores, la Mesa de la Unidad Democrática, en su cuenta de Twitter.

 

Los 545 integrantes de la Constituyente deben tomar posesión este viernes en la misma sede del poder legislativo en la que opera el Parlamento, de mayoría opositora, que no reconoce a esta asamblea impulsada por el oficialismo para reordenar el Estado y fortalecer de esta forma la revolución chavista.

La esposa de Maduro y miembro de la Constituyente, la “primera combatiente” Cilia Flores, y otras figuras destacadas del oficialismo han pedido al “pueblo” que acompañe a los integrantes de esta asamblea a su toma de posesión al Palacio. Esto podría provocar que coincidan las movilizaciones del chavismo gobernante y de la oposición, que también ha pedido a sus seguidores que se vayan a la sede legislativa.

La oposición venezolana y amplios sectores sociales rechazan la Constituyente por no haber sido sometida a un referendo previo de aprobación, y ven como un intento de “consolidar la dictadura” este proyecto activado por el presidente para cambiar la Carta Magna.

Países como Estados Unidos, España, Colombia, México o la Unión Europea (UE) no reconocerán esa asamblea, y la UE podría seguir los pasos de Washington y castigar a la cúpula chavista con sanciones individuales por llevarla adelante. Otros como China, Rusia, Cuba, Bolivia o Nicaragua, sin embargo, han reconocido la asamblea elegida el domingo entre candidatos íntegramente oficialistas y denuncias de fraude en la cifra de participación.

Las fuerzas chavistas toman el Parlamento

Durante la noche de este miércoles la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) tomó un salón del Parlamento venezolano, de mayoría opositora, como parte de los preparativos de seguridad ante la instalación de la ANC, dijo una fuente cercana al Legislativo.

El presidente del Parlamento, el opositor Julio Borges, señaló que los agentes perdían el tiempo y aseguró que los diputados se mantendrán trabajando en la sede legislativa.

La ANC es un órgano plenipotenciario que se instalará en la sede del Poder Legislativo y podrá eliminar la inmunidad parlamentaria y depurar las instituciones del Estado críticas con el Gobierno; y es vista por la oposición como una forma de Maduro de “consolidar la dictadura” en Venezuela.

Esta junta fue electa en medio de una crispación política y social y de una oleada de manifestaciones que inició el pasado 1 de abril y que se salda con al menos 121 fallecidos.

RELACIONADO