Los diseñadores españoles Custo Barcelona y Pilar Sáinz mostrarán sus propuestas en la pasarela

Esta quinta edición contará con la participación de otros diseñadores como Saúl Méndez, Shantall Lacayo, Alfredo Martínez, Valerie Goode, creadora de la marca Kitty Ferreira; o Alexia Ulibarri

Los diseñadores españoles Pilar Sáinz y Custo Dalmau mostrarán sus prendas durante la Mercedes-Benz Fashion Week San José, que se inauguró ayer y se extenderá hasta el próximo sábado.

Pilar Sáinz, quien es reconocida en el mundo de la alta costura por sus exclusivos trajes de novia, presentará en Costa Rica su colección Primavera/Verano 2018, que lleva por nombre 'Bahamas'.

En esta ocasión, se vuelve a inspirar en su tío Alfonso Sáinz, quien fue un músico reconocido en España, uno de los fundadores del grupo Los Pekenikes y quien falleció recientemente.

Otro de los participantes internacionales es el diseñador Custo Dalmau, reconocido por su marca Custo Barcelona, quien mostrará algunas de las prendas que presentará oficialmente en Nueva York, en el próximo septiembre.

La modelo costarricense y organizadora del evento, Leonora Jiménez, afirmó que el Mercedes-Benz Fashion Week San José 2017 llega con "grandes cambios en su formato", con el objetivo de fortalecer la industria en Costa Rica y con un enfoque sostenible y de consumo responsable.

La quinta edición del evento además contará con la participación de otros ocho diseñadores extranjeros. Entre ellos destaca el guatemalteco Saúl Méndez, de la prestigiosa marca de trajes Saúl E. Méndez y la nicaragüense Shantall Lacayo, que se presentó en la Miami Fashion Week 2017.

También fueron invitados el mexicano Alfredo Martínez, quien ha vestido a personalidades como Lana del Rey, Nicky Hilton y Candice Swanepoel; la inglesa Valerie Goode, creadora de la marca Kitty Ferreira; y la joven exponente mexicana Alexia Ulibarri, entre otros.

El evento es considerado como el más importante en la industria de la moda en el país. Sus inicios se dieron en Nueva York y su alto despliegue en el mundo de la moda llevó a que se realizara en otros países, entre ellos Costa Rica y Panamá.