Hermann Tertsch, condenado a pagar 12.000 euros por llamar "criminal" al abuelo de Pablo Iglesias

El periodista realizó sus afirmaciones en el artículo ‘El abuelo de Pablo’, escrito en ABC hace un año y medio

El periodista Hermann Tertsch ha sido condenado por el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Zamora a pagar 12.000 euros a Francisco Javier Iglesias Peláez, padre de Pablo Iglesias, por culpar de varios asesinatos y llamar "criminal" al fallecido Manuel Iglesias, abuelo del secretario general de Podemos, en un artículo publicado en ABC el pasado 17 de febrero de 2016 titulado ‘El abuelo de Pablo’.

Tertsch, además de tener que indemnizar a Iglesias Peláez al haber sido imputado por daños y perjuicios tendrá que hacer frente a los gastos judiciales y procesales más los intereses correspondientes.

"El abuelo de Pablo Iglesias fue condenado a muerte por participar en sacas, es decir, en la caza de civiles inocentes desarmados en la retaguardia en Madrid. En concreto, por ser quien identificó y sacó de su casa para asesinarlos al marqués de San Fernando, Joaquín Dorado y Rodríguez de Campomanes, y a su cuñado, Pedro Ceballos", apuntaba el artículo del periodista.

Tertsch recordaba en el artículo que Manuel Iglesias recibió una condena a muerte pero la pena fue conmutada por 30 años de prisión y cumplió cinco."No puso Manuel como podría pensarse una vela a sus benefactores Franco y Girón. Mantuvo viva la llama del odio en la familia", continuó.

Por último, el periodista criticaba que Pablo Iglesias admirara a su abuelo, un "miliciano criminal", porque "cuando los criminales se convierten en ídolos y ejemplo, alguien siempre cae en la tentación de emularlos".

La sentencia también obliga a recoger el dictamen en ABC, para que se haga pública en el mismo medio que se empleó para “vulnerar el honor del demandante”. Igualmente, Tertsch tendrá que hacer público el fallo en su cuenta de twitter, ya que difundió el contenido del artículo en las redes sociales, que tendrá por otra parte que tendrá que ser eliminado de ellas.

El padre del secretario general de Podemos solicitó inicialmente una compensación de 50.000 euros y que el fallo fuera publicado además de en ABC, en El País, El Mundo y La Vanguardia.

Tertsch se defendió en su día afirmando que sólo había tratado temas de "evidente trascendencia pública" e intentaba "que no se olvide la historia, ya que conforme a Cicerón los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla". Según afirmaba, lo redactado procedía de "noticias difundidas y obtenidas rectamente", algo que cuestiona la jueza, que cuestiona que el periodista actuara “con la diligencia profesionalmente debida en la comprobación de la verdad” y estimaba que lo publicado por Tertsch se hacía únicamente “con ánimo de injuriar, desacreditar y perjudicar”. El periodista afirmó que había obtenido los datos de informaciones de La Gaceta, Navarra Digital o El Semanal Digital y de otros artículos de Internet y la jueza le reprocha que si hubiera contrastado las fuentes habría sabido que Manuel Iglesias fue condenado por rebelión, no por asesinato.

El articulista dispone ahora de la posibilidad de presentar un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Zamora.