Vara y Puig se imponen a los candidatos de Sánchez en Extremadura y Valencia

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha superado el 50% de los votos de la militancia socialista extremeña, y seguirá siendo el secretario general del partido en esta región. También el actual secretario general del PSPV, Ximo Puig, se ha impuesto según los datos del recuento a su rival en las primarias para liderar el partido, el alcalde de Burjassot (Valencia), Rafa García.

Los dos dirigentes regionales del PSOE apostaron por Susana Díaz en las primarias para elegir al secretario general del PSOE

Vara se enfrentaba a otros dos candidatos para liderar el partido en la región, el sanchista Enrique Pérez y la ex consejera Eva Pérez. Estaba previsto que hubiera una doble vuelta si ninguno de los candidatos superaba la mitad de los votos. Pero eso no será necesario debido a que Vara ha ganado con holgura el proceso.

En Valencia, estaban llamados a votar en estas primarias un total de 18.276 socialistas y con 9.735 votos escrutados, Puig ha obtenido 5.601 (el 57,6%) y García 4.008 (el 41,2%). Según fuentes socialistas, la candidatura de Puig se habría impuesto en València capital y en Alicante, mientras García lo habría hecho en Castellón. Cada uno de los candidatos habría ganado, asimismo, en sus agrupaciones: Ximo Puig en Morella y Rafa García en Burjassot.

Puig ha señalado, tras confirmarse su victoria, que este proceso “no tiene perdedores” ni era una “segunda vuelta” del congreso del PSOE que ganó Pedro Sánchez, y ha aseverado que los socialistas valencianos han empezado hoy “a ganar 2019”. En una comparecencia en la sede del partido ante los militantes, que le han ovacionado y aplaudido largamente, el también president de la Generalitat ha defendido que la solución para la Comunitat Valenciana es un PSPV-PSOE “fuerte, capaz de defender a los valencianos por encima de cualquier cosa”.

Puig ha explicado a los periodistas que ya le ha llamado el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, con el que ha mantenido una conversación “absolutamente amable” a la que seguirán otras en el futuro, y también ha recibido un mensaje del secretario de Organización, José Luis Ábalos.

Ha indicado que en el congreso que el PSPV celebrará a final de mes no va a haber “cuotas ni repartos” en la confección de la nueva dirección, si bien va a intentar involucrar al máximo de gente y a hablar “con todo el mundo”, ya que este es un partido “plural” y siempre ha intentado ampliar la base.

Puig ha calificado de “muy buen resultado” el apoyo que ha obtenido y ha considerado que la misión ahora del partido es “liderar la sociedad valenciana”. Ha agradecido la “extraordinaria madurez” que han demostrado los militantes en este proceso y el esfuerzo también del otro candidato para que este proceso haya sido “profundamente democrático”, y ha considerado que hoy ha ganado la militancia.

Puig ha resaltado que los militantes han decidido que el PSPV sea un partido de izquierdas, valencianista, feminista y federalista, y se ha comprometido a seguir avanzando en el proceso de modernización y renovación de este partido, que según ha dicho es “coral” y se conjuga en primera persona del plural, no del singular. Ha insistido en que esta formación ya no es “de familias”, y ha considerado que hoy se ha demostrado que el PSPV es vivo y democrático.

Por su parte, Rafa García ha felicitado a Puig por su victoria y ha considerado que su proyecto ha obtenido un “amplio respaldo” y que las propuestas que han defendido estos días se deberían integrar en el congreso de final de mes, con el fin de lograr un partido “moderno” y que “vuelva a conectar con la sociedad”.

García ha afirmado que la participación en estas primarias ha sido “baja”, quizá porque el calendario “no era muy propicio”, y ha pedido que estén “los mejores” en la nueva dirección del partido, ya que no es una cuestión “de integración o no”. El alcalde de Burjassot ha pedido que el congreso del PSPV-PSOE sea “fuerte” y “potente”, y ha insistido en que una parte de la militancia ha dicho que quiere participar en los procesos de decisión y que este partido cambie.