Los venezolanos residentes en España participan en la consulta popular contra Maduro

La opositora Mesa Venezolana de la Unidad Democrática (MUD) ha instalado mesas en más 80 puntos de nuestro país

Miles de venezolanos residentes en España han participado hoy en la consulta popular convocada por la oposición en torno al proceso constituyente impulsado por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para renovar la Asamblea Nacional y redactar una nueva Carta Magna. La opositora Mesa Venezolana de la Unidad Democrática (MUD) ha instalado mesas en más 80 puntos de toda España para facilitar el voto a los más de 300.000 residentes llamados a la consulta, que Maduro considera ilegal. Sólo en Madrid, a media tarde, habían participado más de 35.000 personas, según una portavoz de la organización.

Hasta la Puerta del Sol se acercó por la mañana el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, que aseguró que la “marejada” de ciudadanos que están participando en la consulta obligará a “abrir los caminos” para un “cambio en paz”.

“La manifestación de voluntad del pueblo venezolano de vivir en democracia y en libertad es irrevocable e inmensamente mayoritaria”, resaltó el opositor en declaraciones a los medios.

Torrealba expresó su satisfacción porque los venezolanos estaban “haciendo eso que el régimen no quería” que hicieran, votar “de manera civilizada y pulcra” su “necesidad de cambio”.

Uno de los venezolanos que ha votado en Madrid, aunque con más de dos horas de retraso respecto a lo que había convocado, es el cantante Carlos Baute, que trasladó su “orgullo” a sus compatriotas, a los que el Gobierno de “narcotraficantes” y “asesinos” liderado por Nicolás Maduro “sigue humillando”.

Baute subrayó que este plebiscito “tiene todo el valor del mundo” y es “completamente legal” porque es “una consulta popular soberana”, y ensalzó a los “héroes” de su país que “se están marchando y no saben si van a regresar a casa”.

En Barcelona la consulta ha estado rodeada de polémica debido a la decisión del ayuntamiento de Ada Colau de no permitir la instalación de las urnas en el centro cívico Pere Quart de Les Corts, aduciendo la falta de permisos y problemas de seguridad.

El presidente del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, acusó a la alcaldesa de “silenciar” a la oposición venezolana y le emplazó a dar explicaciones.

Fernández Díaz criticó que Colau se convierta en “cómplice” del régimen de Maduro. “La comunidad internacional está reaccionando de manera contundente y casi unánime, pero en cambio el gobierno de Colau silencia la voz del Ayuntamiento, y presume, por otro lado, de ser una defensora de los derechos humanos”, añadió.

El concejal del barrio barcelonés de Les Corts, Agustí Colom, ha aducido que no ha permitido instalar las urnas de la consulta contra Nicolás Maduro en el centro cívico por el “riesgo” que entrañaba dada la gran afluencia de votantes prevista, sin que la organización contara con un plan de seguridad.

Colom ha afirmado que tomó la decisión de acuerdo con la Guardia Urbana, al valorar que la organización no disponía de la autorización que se requiere para montar un acto político en un centro cívico municipal y que la votación podría implicar “riesgos”, dado que se esperaba que acudieran 16.000 personas.

RELACIONADO