Casado: ‘Quienes justifican a ETA son los mismos que justifican a totalitarios en Cataluña’

El vicesecretario de Comunicación del PP cree que "no se puede tolerar" que ERC haya programado un acto conjunto con el dirigente de EH Bildu Arnaldo Otegi

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha denunciado la actitud que mantiene Podemos respecto al PP y ha advertido de que “los mismos que justifican a ETA son los que justifican a los totalitarios en Cataluña y a los dictadores en Venezuela”. Casado ha intervenido en la segunda y última jornada de la ‘Escuela de Verano Miguel Ángel Blanco’ que, organizada por las Nuevas Generaciones del PP bajo el lema ‘Sigues dejando huella’, se ha desarrollado a lo largo de todo el fin de semana en el Palacio Euskalduna de Bilbao.

En su intervención, Casado ha apostado por “reivindicar los héroes de lo cotidiano” y ha defendido que Miguel Ángel Blanco puede ser “un icono no sólo de un país sino de toda una generación”. “Para un héroe como Miguel Ángel Blanco hay tres amenazas, el olvido, la equidistancia y el relativismo”, ha afirmado, para añadir que el exconcejal de Ermua fue asesinado “por tener sus ideas, por ser un político del PP, no porque pasaba por ahí”.

En este sentido, ha criticado que algunos partidos “radicales” buscan “cosificar” a las víctimas y ha advertido de que a Miguel Ángel Blanco “no lo hubieran matado de haber pertenecido a un partido nacionalista”.

Casado ha criticado además que en la pasada moción de censura desde Podemos se le dijo al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que “España sería mejor” sin el Partido Popular.”Es la misma liturgia que había en el País Vasco cuando ETA mataba. Pensaban que había que purgar a la sociedad de los maketos y los desafines, de aquellos que les sobraban. Los mismos que justifican a ETA son los que justifican a los totalitarios en Cataluña y a los dictadores en Venezuela”, ha advertido en referencia a Podemos.

Casado también ha señalado“no se puede tolerar” que ERC haya programado un acto conjunto con el dirigente de EH Bildu Arnaldo Otegi, del que ha dicho que es “un pistolero”, un “terrorista al que han pillado” “Otegi no es una persona inocua, Otegi disparó dos tiros a la tripa de nuestro compañero Gabriel Cisneros y mantuvo secuestrado a Javier Rupérez, compañero nuestro”, ha indicado Casado durante la clausura en Bilbao de la Escuela Miguel Ángel Blanco de las Nuevas Generaciones del PP.

En julio de 1979, el entonces diputado Gabriel Cisneros fue víctima de un intento de secuestro por un comando de ETA en Madrid, del que escapó a pesar de ser herido de bala de gravedad en el estómago y en la pierna izquierda. Arnaldo Otegi fue encausado por este delito, aunque el 5 de octubre de 1990 sería absuelto por la Audiencia Nacional.

El también entonces diputado Javier Rupérez fue secuestrado por ETA durante 31 días, en noviembre de 1979. En 1981, fueron condenados por este secuestro dos miembros de la organización, Francoise Marhuenda y Begoña Aurteneche, y diez años después del suceso fueron juzgados dos más, Arnaldo Otegi y Luis María Alcorta, pero fueron absueltos.

Para Casado, “el señor Otegi es un pistolero confeso, es un terrorista al que le han pillado” y “no podemos tolerar que quienes intentan romper España y Cataluña den mítines con Otegi diciendo más o menos que es la persona que tiene que construir un nuevo orden en nuestro país”.

Según el vicesecretario de Comunicación del PP, “los mismos que justifican a ETA son los que justifican a los totalitarios en Cataluña y justifican a los dictadores en Venezuela“, según ha dicho en alusión a Podemos. En su opinión, “las purgas de Puigdemont se vienen pareciendo a las purgas de Maduro y a la absoluta intransigencia en los peores años en los que a los constitucionalistas nos costaba la vida defender nuestras ideas”.

El dirigente popular ha recordado la figura de Miguel Ángel Blanco -de no ser por él “quizás ETA seguiría matando”, ha dicho- y ha instado a dar “la batalla por el relato” en relación con el terrorismo de ETA, que “persiguió” y “golpeó” al PP para que “no siguiera adelante”.

Según ha afirmado, a Miguel Ángel Blanco le asesinaron por sus ideas, porque “era un político del PP”.

El dirigente popular ha defendido que no son lo mismo unos políticos que otros: “No es lo mismo -ha dicho- humillar a Ortega Lara en las redes sociales, como ha hecho el rapero de referencia de Podemos, el impresentable Hásel, diciendo que tenía más espacio en su zulo que algún trabajador de campo”, que lo que hace el PP, “legislar para que la Guardia Civil” siga trabajando.

“Nosotros no somos como Zapata -ha añadido-, que en un chiste impresentable se mofaba de víctimas como Irene Villa”, ni “como Errejón, que decía que Otegi era una persona presa por sus ideas políticas”, ni “como Carmena, que excarcelaba etarras porque tenían varices en el esófago”, ni “como Iglesias, que dice sin pudor que si ETA siguiera matando Podemos no existiría”.

Por su parte, Alfonso Alonso ha advertido de las “mentiras” del populismo y ha avisado de que en Euskadi la suma de “populistas y radicales es importante“, ante lo que ha apostado por un acuerdo entre quienes comparten una visión de la democracia, entre el PP, PNV y PSE-EE, según ha indicado.

“Hagamos una mirada -ha instado- después de que ETA ha sido derrotada sobre qué ha quedado en el País Vasco”.

Según ha señalado, “más de la cuarta parte de la sociedad que estuvo defendiendo los asesinatos de ETA todavía no ha hecho el proceso para condenar esto y volver a la democracia”.

El dirigente popular ha indicado que “ahí hay un camino difícil de recorrer” y tampoco “es fácil salir” de años de una situación en la que la sociedad “ha estado enfrentada” y “sometida al miedo”.

Alonso ha defendido el “significado político” de las víctimas del terrorismo porque fueron asesinadas debido a la decisión de “una organización nacionalista de corte totalitario” de asesinar a quienes se oponían a ella, “particularmente no nacionalistas”.

En su opinión, con Miguel Ángel Blanco la sociedad “comprendió la profunda inocencia de las víctimas del terrorismo”, por lo que el edil asesinado “simboliza muy bien a todas las víctimas del terrorismo, porque todas son inocentes”.

En el mismo acto, el presidente nacional de Nuevas Generaciones, Diego Gago, ha hecho entrega a Marimar Blanco de un carné a nombre de Miguel Ángel Blanco en el que el edil asesinado figura como militante número 1 de la organización juvenil del PP.