El Ayuntamiento de Guadalajara exige 2.057 euros por exhumar a Timoteo Mendieta, fusilado en 1939

Nuevo jarro de agua fría a las víctimas del franquismo. Si hace diez días conocimos la feliz noticia de que Ascensión Mendieta pudo enterrar por fin, a sus 91 años, a su padre Timoteo fusilado en 1939, hoy un Ayuntamiento, el de Guadalajara, vuelve a poner palos en las ruedas en el tortuoso camino de la memoria histórica. Y es que el Consistorio ha hecho llegar una factura de 2.057 euros a la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) por la exhumación de Timoteo Mendieta y de otros 27 represaliados por el franquismo de una fosa común del cementerio de la ciudad.

La ARMH ha anunciado que piensa demandar al Consistorio ante lo que considera un acto de prevaricación, ya que el pleno municipal aprobó el pasado diciembre una propuesta de Ahora Guadalajara, que contó con los votos del PSOE y Ciudadanos, para eliminar la tasa para casos de exhumaciones relacionadas con represaliados de la dictadura franquista.

Los restos de Timoteo Mendieta fueron exhumados el pasado mes de mayo gracias a la llamada “querella argentina”, la causa que investiga los crímenes del franquismo en este país latinoamericano.

La ARMH recuerda que, pese a tratarse de un proceso judicial, la asociación ha corrido con todos los gastos, incluido el material, el alojamiento y la manutención de los voluntarios que han trabajado en el cementerio, y que también asumirán los gastos de las pruebas de ADN para identificar los restos hallados en la fosa común.

Por su parte, Ahora Guadalajara ha exigido al equipo de Gobierno en el Ayuntamiento que se retracte de querer cobrar las tasas por la exhumación de Timoteo. La concejala de Ahora Guadalajara Susana Martínez ha aseverado que esta decisión es “un gesto más de desprecio del alcalde, Antonio Román, y de su equipo de Gobierno hacia los acuerdos alcanzados democráticamente en el Pleno y también hacia personas como Ascensión Mendieta, que lleva 78 años intentando recuperar los restos de su padre”, según ha informado la formación política en una nota de prensa.

Para la edil, lo que pretende el equipo de Gobierno es “cobrar unas tasas ordinarias por algo que ha sido excepcional”. “Para que se produzca la exhumación de los restos de Timoteo Mendieta después de tantos años ha hecho falta la lucha de su familia, el tesón de Ascensión Mendieta, un exhorto o resolución judicial que ha tenido que llegar desde Argentina, el trabajo de muchos voluntarios de la ARMH o la financiación de un sindicato de electricistas noruego”, ha manifestado Martínez.

Asimismo, Ahora Guadalajara ha señalado que el requerimiento de ese cobro a la ARMH por la exhumación de Timoteo Mendieta supone que el equipo de Gobierno “incumple una vez más una moción aprobada en Pleno” que, además, “aclaraba que en el caso de haber algún impedimento de índole legal para incorporar dicha exención, el Consistorio se comprometía a habilitar una subvención”.

“En lugar de cumplir con el mandato plenario, pretenden cobrar a los familiares de las víctimas de la represión franquista, haciendo caso omiso también al artículo 11 de la Ley de Memoria Histórica, que apunta que desde las diferentes administraciones públicas se facilitarán los trámites y se ayudará y colaborará con los familiares de las víctimas, y esto no lo ha hecho este Ayuntamiento”, ha recriminado la concejala.