Trump Jr. estaba ‘encantado’ de recibir información del Gobierno ruso contra Hillary Clinton

Las revelaciones sobre la ‘trama rusa’, la injerencia del Kremlin en la campaña electoral que llevó a Trump a la Casa Blanca, se complican. Y su impacto sobre la presidencia del magnate amenaza con transformarse en mortífero teniendo en cuenta la facilidad con la que su entorno más íntimo -su hijo mayor, su yerno y asesor, y su entonces jefe de campaña- se prestaron a recibir información de una potencia extranjera y enfrentada a Estados Unidos en política exterior sobre una rival política.

“Me encanta”, contestó Donny, el hijo mayor de Trump, cuando recibió un correo en el que se le comunicaba que iba a recibir información que podría “incriminar” a Clinton por sus relaciones con Rusia y que sería “muy útil” para su padre. Donald Trump Jr. ha publicado este martes los correos electrónicos con los que acordó mantener una reunión con una abogada rusa en junio pasado para obtener información comprometedora sobre la entonces candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton.

La cadena de correos ha sido divulgada en su cuenta de Twitter para ser, según ha explicado él mismo, “totalmente transparente” sobre cómo y por qué se gestó el encuentro con la abogada Natalia Veselnitskaya, celebrado el 9 de junio de 2016 en la Torre Trump de Nueva York, centro logístico del ahora presidente.

El caso es que Trump Jr. ha hecho ese esfuerzo de transparencia cuando ha sabido que los correos estaban en poder de The New York Times’, que ha tenido acceso a la información a través de fuentes anónimas, y que ha contado cómo Rob Goldstone, el publicista que preparó la reunión, envió un correo electrónico antes del 9 de junio del año pasado al hijo del magnate avisando de que la información provenía de Moscú.

Goldstone, además, aclaraba en ese correo electrónico que la información formaba parte de los intentos del Kremlin para ayudar a su padre, el entonces candidato republicano, a llegar a la Casa Blanca. “Esto es obviamente de muy alto nivel y es información sensible, pero es parte de Rusia y del apoyo de su gobierno al Sr. Trump”, se lee en la correspondencia. En cuestión de minutos, el hijo del presidente responde: “Si se trata de lo que dice ¡Me encanta! especialmente para más tarde en el verano”, en referencia al arranque de la campaña presidencial.

A Goldstone le conoció Donny en el concurso de Miss Universo que organizó su padre en Moscú en 2013. El publicita y promotor musical británico es también representante del cantante pop Emin Agaralov, cuyo progenitor, el constructor Aras Agalarov, patrocinó el concurso de belleza y está en la órbita de Vladimir Putin.

Por su parte, la abogada, que ha concedido una entrevista a la NBC, ha confirmado el entusiasmo de sus interlocutores al relatar que es “bastante posible” que “esperasen” información referente al Comité Nacional Demócrata (DNC, por sus siglas en inglés). “La querían de forma tan ferviente que sólo podían oír lo que querían”, ha dicho, después de subrayar que su único interés era hablar de la Ley Magnitsky y del veto a las adopciones.

La abogada, que está considerada como próxima al Kremlin, se ha especializado por luchar contra esa norma que fue firmada por Barack Obama, durante su presidencia, y que impone sanciones contra funcionarios rusos supuestamente implicados en la muerte del jurista Serguei Magnitski en 2009, paralelamente a la subrogación de la famosa enmienda Jackson-Vanik que obstruía el comercio ruso-estadounidense desde los años 1970.

Magnitsky había denunciado un robo a gran escala de funcionarios rusos amparado por el Estado. Fue arrestado y murió en prisión tras una serie de complicaciones para las que no recibió la necesaria atención médica. La ley impide a los funcionarios rusos que se creen estuvieron involucrados en la muerte del auditor que entren a los Estados Unidos o utilicen su sistema bancario. En respuesta a esto, Rusia bloqueó cientos de adopciones extranjeras.

Natalia Veselnitskaya ha negado que ella tuviera información relevante sobre la candidata demócrata: “No tenía ninguna información perjudicial o sensible sobre Hillary Clinton. Nunca fue mi intención tenerla”. Pese a todo, la reunión se celebró y en ella estuvieron Trum Jr., Jared Kushner, y el entonces jefe de campaña, Paul Manafort. La abogada ha explicado que era Donny quien llevaba la voz cantante y que le hizo una pregunta: “Si tenía algún registro financiero que probaría que los fondos utilizados para patrocinar al DNC (el Comité Nacional Demócrata) procedían de fuentes inapropiadas”. Ni siquiera le llegaron a presentar a Manafort y Kushner. De todas formas, ambos están en el punto de mira de los investigadores desde hace tiempo por sus contactos con funcionarios rusos durante la campaña.

Cuando el pasado fin de semana el periódico neoyorquino reveló la reunión entre el hijo del presidente y Natalia Veselnitskaya, que en los correos aparece identificada como funcionaria del gobierno ruso, este aseguró que el tema de la reunión era la adopción de niños rusos por parejas estadounidenses. Luego Trump Jr. cambió la versión y dijo que efectivamente le fue ofrecida información sobre la campaña demócrata, pero que era “vaga e irrelevante”.

RELACIONADO