Froilán se gradúa ‘a la americana’

La infanta Elena y Jaime de Marichalar asistieron a la ceremonia de fin de curso de su primogénito, acompañados de su hija y de la reina Sofía

Tras dos años en el internado de la escuela anglicana Blue Ridge, en EEUU, el nieto mayor de Juan Carlos I ha cerrado una etapa más de su vida. Felipe Juan Froilán de Todos los Santos de Marichalar y Borbón se graduó de sus estudios de Bachillerato el pasado 26 de mayo, en una ceremonia a la que acudió su familia al completo, aunque sin posado con sus padres, al contrario que el resto de alumnos. La reina Sofía tampoco quiso perderse la celebración ‘a la americana’ de su primer nieto, con el que posó para inmortalizar el momento, pero sin rastro de Juan Carlos I.

Las instantáneas ha sido colgadas en la página del centro educativo, en las que pueden verse todos los detalles de la ceremonia, así como vídeos que muestran tanto los actos ‘formales’, como el chapuzón que los estudiantes se dieron para celebrar su fin de curso.

El nieto más ‘polémico’ del rey Juan Carlos vistió para la ceremonia la chaqueta azul de uniforme oficial del centro, en la que recibieron un diploma, escucharon un discurso y disfrutaron de una merienda para celebrar el paso de los alumnos. Pero el cuarto en la línea de sucesión quiso tener un guiño con sus orígenes y lució una corbata azul con bordados dorados de flor de lis, símbolo de la Casa Borbón.

Felipe, como es conocido en su entorno familiar, posó por separado con su madre, su abuela y su hermana, pero no hay posado ‘oficial’ con su padre, Jaime de Marichalar, ni posado familiar, como si ocurre con el resto de compañeros.

Tras años de ‘trastadas’ el nieto del Rey ha podido terminar sus estudios en el Blue Ridge, en el que fue inscrito por decisión de sus padres y que le ha mantenido fuera del foco mediático. El centro, que se sitúa en en Saint George (Virginia), cuesta unos 42.500 euros al año, gasto que pagan sus abuelos, los Reyes eméritos. Jaime de Marichalar y la infata Elena se decantaron por un centro masculino y religioso, en el que Felipe ha tenido que acudir tres veces a la semana a servicios religiosos.

Froilán se trasladó poco después a España, donde estudiará el próximo año ADE en la universidad privada de The College for International Studies (CIS), un centro muy exclusivo en la madrileña calle Velázquez que cuesta alrededor de 20.000 euros al año, que según algunos medios pagarán de nuevo sus abuelos. Juan Carlos I ha tenido mucho que ver en el futuro de su nieto, ya que el deseo de sus padres era que volviese a Estados Unidos para sus estudios universitarios, algo que el miembro más rebelde de la Familia Real ha conseguido esquivar.