Juan Carlos I, molesto por no haber sido invitado al acto de homenaje a la democracia

Los grandes protagonistas de las primeras elecciones de la democracia, las que se celebraron el 15 de junio de 1977 y de las que se acaban de cumplir 40 años, se han dado cita este miércoles en el Congreso de los Diputados en un acto solemne. Ha sido el reencuentro de los principales protagonistas de la Transición, de todos menos de uno: el Rey Juan Carlos I.

La ausencia del anterior jefe del Estado ha sido la ‘comidilla’ de los asistentes, que no atinaban a explicarse la ausencia de uno de los actores fundamentales del recorrido que hizo España desde la dictadura hasta la democracia. La explicación oficial es que, según el protocolo que estableció en su día el propio Juan Carlos I, los dos monarcas no pueden coincidir en actos de relevancia institucional. Esa es la versión a la que se ha ceñido la Casa Real, que ha apelado a lo sucedido el 19 de junio de 2014,  en la proclamación de Felipe VI, cuando tampoco estuvo presente su padre. Pero lo cierto es que este era un acto distinto, con una gran carga emotiva al que al Rey emérito sí le hubiera gustado asistir. Y así se lo ha transmitido a personas de  su círculo íntimo, según cuenta ‘El País’, a las que ha confesado su decepción después de haber reservado esta fecha en su agenda para poder estar presente.

La ausencia de Juan Carlos I ha sido compensada, solo en parte, por su presencia en los discursos tanto de Felipe VI como de la presidenta del Congreso, Ana Pastor. El actual jefe del Estado ha comenzado su intervención recordando las palabras que su padre pronunció en la apertura de la legislatura constituyente el 22 de julio de 1977, apenas un mes después de que se celebraran las primeras elecciones libres tras el franquismo. “La democracia ha comenzado. Ahora hemos de tratar de consolidarla”, ha asegurado el Rey para reproducir el mensaje de don Juan Carlos hace 40 años.

A su padre y a “toda aquella generación que abrió el camino de la democracia”, el Rey les ha ofrecido “el testimonio más profundo de gratitud, homenaje y admiración”. Las elecciones de 1977 fueron, según don Felipe, “la expresión del mejor espíritu cívico y de la ilusión por ser dueños de su destino colectivo”. “Los diputados y senadores elegidos en las elecciones del 15 de junio tenían ante sí una responsabilidad histórica: dar respuesta política a nuestros errores del pasado y superar las diferencias entre los españoles, convencidos de que la Guerra Civil y la dictadura eran (…) una inmensa tragedia sobre la que no cabía fundar el porvenir de España”, ha dicho Felipe VI.

Ana Pastor también ha ensalzado la figura de don Juan Carlos, “cuyo nombre en la historia no podrá nunca desligarse de la palabra democracia”. “Ese tránsito de la dictadura a la democracia fue voluntad compartida por todo el pueblo español, encabezado, como ahora, por el Rey”, ha destacado Pastor ante una cerrada ovación del hemiciclo a la que no se han sumado los diputados de Unidos Podemos.

Juan Carlos I, junto con la reina Sofía, presidió hace diez años el acto de conmemoración en el Congreso por el 30 aniversario de las primeras elecciones libres.