Sergio García se aleja de la cabeza en el US Open

El castellonense demostró su regularidad y finalizó uno bajo par pero terminó el sábado lejos de los primeros clasificados

Sergio García volvió a arrancarle este sábado un golpe al campo de Erin Hills (Wisconsin), aunque acabó alejado de los líderes del US Open, que aventajaron al castellonense en hasta ocho golpes. El ganador en abril del Master de Augusta, su primer grande a sus 37 años, ha demostrado una gran regularidad para dominar el campo, con 70 golpes en la primera jornada y 71 en las del viernes y el sábado. Un -4 en total para empezar el último recorrido en el puesto 17. Pero esa regularidad no ha sido suficiente en un torneo en el que hasta 35 jugadores llegan a la jornada del domingo bajo el par del campo.

Destacado se situó el zurdo estadounidense Brian Harman, que cerró la jornada con -12, tras firmar un excelente recorrido con -5. Tras él se colocó el inglés Tommy Fleetwood, -11 tras hacer un bogie en el hoyo 18, empatado con los estadounidenses Brooks Koepka (-4 en la jornada) y Justin Thomas, que con 63 golpes firmó ayer una tarjeta de -9 para marcar el camino a otras remontadas. Como la de su compatriota Patrick Reed, que hizo 65 golpes (-7 en la jornada) y se situó a cuatro golpes de Harman. Y en el grupo de cabeza, al acecho, saldrán hoy Rickie Fowler, con -10, que se recuperó del +1 del sábado, el coreano Si Woo Kim, con -9, y otros siete estadounidenses a cuatro o cinco golpes del líder.

“Las que he fallado se han quedado fastidiadas todas las veces”, dijo Sergio García después de una batalla con la maleza y los búnkeres del recorrido tipo link que se saldó con una victoria por la mínima del ganador del Masters de este año, gracias a tres birdies en los últimos cuatro hoyos. “No estoy todo lo fino que me gustaría estar”, dijo el golfista castellonense, que tendrá que ajustar su juego y emular las vueltas históricas de sus contrincantes para aspirar a su segundo grande.