Rivera será quien salga a defender el rechazo de Ciudadanos a la moción de censura de Iglesias

Mucho se había especulado entre los dirigentes de Ciudadanos sobre quién sería el encargado en el Grupo de defender su posición en la moción de censura impulsada por Unidos Podemos contra el presidente, pero finalmente el asunto se ha zanjado esta tarde ya que será Albert Rivera quien aporte los argumentos en contra de la moción.

Fuentes de Ciudadanos han señalado que va a utilizar los 30 minutos que le corresponden  en su intervención inicial y posteriormente utilizará los 10 de réplica. Rivera hablará después del Grupo Mixto, el PNV y ERC. Después lo harán Unidos Podemos, el PSOE y por último el PP.

La formación ha tardado en dar el nombre, ya que estaban a la espera de saber si por parte del PP hablaría alguien y si lo haría el propio presidente, Mariano Rajoy. Desde el PP tienen claro que van a intervenir y, de hecho, Soraya Sáez de Santamaría ya ha dicho que todos los ministros estarán preparados para intervenir en cualquier momento. Según fuentes populares, van a esperar hasta el último momento para determinar si Rajoy aparecerá en la tribuna de oradores o no.

Ante esta tesitura, Albert Rivera, ha decidido tomar las riendas y en su discurso, como ha comentado Inés Arrimadas, tratará de argumentar que lo más importante para Ciudadanos es dar soluciones a los problemas de España. Y desde luego, ha dejado claro en referencia a Pablo Iglesias, que para la formación naranja, la solución no pasa por hacer presidente al “líder peor valorado”, quien además, solo cuenta con los apoyos de Bildu y ERC.

A su juicio “la moción de censura es la ‘performance’ que le toca esta semana” a Podemos ya que van a hacer su “show”. “Nosotros no queremos ir de “Guatemala a guatepeor”, ha sentenciado.

Pero Rivera no sólo va a argumentar su rechazo a la moción con críticas a Podemos, si no que va a aprovechar para avanzar en sus críticas al Partido Popular en materia de corrupción donde el equipo de Rajoy no acaba por censurarla y trata por todos los medios de taponarla como en la comisión de investigación de la supuesta ‘caja B’ del partido o cuando defendió a un imputado como el expresidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez.

También tocará temas como la separación de poderes o que se garantice que la elección a los organismos e instituciones sean por méritos y no a dedo. Precisamente esta mañana tras la reunión de la dirección, Arrimadas ha advertido que “los tentáculos de la política no deben intervenir” en los nombramientos y en las instituciones “para que no vuelva a darse un caso como las cajas”. Por esta razón, ha defendido que “queremos que los reguladores y supervisores sean independientes” y ha lamentado que “los viejos partidos han comprado a los árbitros en el tema de la competencia”.