La central de Ascó activa la alerta de emergencia por un incendio

Las instalaciones ya han recuperado la normalidad y no ha habido daño ni a personas ni al medio ambiente

La central nuclear Ascó I ha recuperado la alimentación eléctrica exterior en los sistemas eléctricos de seguridad a las 7:09 horas, por lo que ha desclasificado la situación de prealerta de emergencia, informa el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

Todos los sistemas han actuado según diseño y no ha habido daño ni a personas ni al medio ambiente, según la Asociación Nuclear Ascó Vandellòs (ANAV).

Esta madrugada, el titular de la central nuclear Ascó I había comunicado al CSN una alerta de emergencia conforme a los requerimientos establecidos en su Plan de Emergencia Interior (PEI), siguiendo el criterio de notificación de incendio de duración superior a 10 minutos.

El cortocircuito por caída de agua sobre los interruptores de una barra de alimentación eléctrica normal durante los trabajos de recarga en el edificio de turbina ha provocado abundante humo que, en un primer momento, ha hecho suponer que se había ocasionado un incendio, sin riesgo de emisión radiactiva.

Se han comprobado los niveles de radiación ambiental recogidos de forma continua en las estaciones de la red de vigilancia, sin que se hayan observado variaciones de los niveles normales.

El CSN ha activado el retén de emergencia de su Organización de Respuesta ante Emergencias (ORE) en modo 1 (activación reducida) y ha seguido la evolución de la situación desde la Sala de Emergencias (SALEM) en continua comunicación con la Inspección Residente, con la instalación y con la Subdelegación de Gobierno en Tarragona.

Este suceso no ha tenido repercusión en los trabajadores, la población ni el medio ambiente y ha sido clasificado provisionalmente como nivel 0 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares y Radiológicos (INES).

La central nuclear Ascó I había notificado a las 02:12 horas una alerta de emergencia por un incendio producido por la caída de agua sobre los interruptores de una barra de alimentación eléctrica normal durante los trabajos de recarga en el edificio de turbina, que no supone riesgo radiológico. El fuego ha durado más de diez minutos, según informa el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

Como consecuencia del incidente, se ha perdido el suministro eléctrico normal y ha entrado en funcionamiento el generador diesel de emergencia de forma correcta.

Según el CSN, la refrigeración de la planta estaba garantizada y no ha habido riesgo de emisión radiactiva.

Hacia las 03:03 horas se ha desclasificado la alerta de emergencia, continuando en situación de prealerta por seguir sin suministro eléctrico exterior hasta que se ha recuperado el suministro eléctrico provocado por la caída de agua.

Como consecuencia del accidente, la Subdelegación del Gobierno en Tarragona ha activado esta madrugada del Plan de Emergencia Nuclear de Tarragona (PENTA) en situación 0 tras una prealerta y se ha convocado a todos los grupos operativos del PENTA.

El subdelegado del Gobierno en Tarragona, Jordi Sierra, ha estado en contacto permanente con el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, el CSN y la Generalitat.

Además, ha informado de la evolución de la situación a los alcaldes del ámbito de la central.

Una vez la central nuclear ha recuperado la alimentación eléctrica exterior a las 07:09 horas, se ha desclasificado la situación de prealerta de emergencia y se ha desactivado el PENTA.

Leer más noticias sobre